Máxima tensión: Redrado no pudo entrar al Central y denunció a Aníbal Fernández

El presidente del Banco Central, Martín Redrado, denunció penalmente al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, luego de que la Policía le impidió ayer entrar a la entidad. Mañana se reúne la Comisión Bicameral en el Congreso para tratar el tema. Oficialistas y opositores quieren definirlo.
El presidente del Banco Central, Martín Redrado, denunció "penalmente" al jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, luego de que "personal policial" le "impidió" ingresar ayer a sus oficinas en la entidad financiera. Redrado difundió anoche un comunicado en el que consignó la denuncia contra Fernández por, supuestamente, negarle "ejercer sus funciones" como titular del Central.

Sin embargo, el vocero del jefe de Gabinete, Fernando Coradazzi, explicó que Redrado "no quiso notificarse" en la puerta del Banco de la disposición que impedía su ingreso y que lleva la firma de Miguel Pesce, vicepresidente a cargo de la entidad.

"El jefe de Gabinete no dio ninguna directiva ni instrucción a la Policía para que no deje entrar" a Redrado, expresó Coradazzi. Según el texto difundido por Redrado, y escrito en tercera persona, el funcionario "se presentó al Banco en compañía de sus abogados y de un escribano publicó", y "dejó constancia de la prohibición de ingresar al edificio por parte de la Policía".

Luego concurrió a "la comisaría primera para formalizar la denuncia penal". La presentación de Redrado, resaltó el escrito, "recaerá en el juzgado" de Norberto Oyarbide a partir de hoy. Al respecto, el presidente del Central recordó que "Aníbal Fernández había dicho públicamente" que "no podía entrar más al Banco, y que había recibido instrucciones de la Presidenta de impedirle su acceso a la sede del Banco con la Policía".

"Sugestivamente, algunas autoridades del Banco se hicieron eco de la orden impartida por el jefe de Gabinete por instrucciones de la Presidenta", agregó Redrado.

Mañana en el Congreso

En tanto, la Comisión Especial Bicameral que debe pronunciarse sobre la situación de Redrado como presidente del Banco se reunirá mañana a las 10 en el Senado nacional, según el decreto parlamentario que firmó el viernes el vicepresidente Julio Cobos a requerimiento de la presidenta Cristina Fernández. Pero el dictamen de ese cuerpo no tendrá carácter vinculante.

La Comisión Especial será presidida por Cobos y la integran también los diputados Gustavo Marconato (FPV-Santa Fe, presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda) y Alfonso Prat Gay (CC-Capital, presidente de la Comisión de Finanzas). Al respecto, Marconato aseguró ayer que "mi propuesta será la de sacar dictamen el mismo martes".

El viernes por la tarde se conoció un fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo que rechaza la apelación del Poder Ejecutivo para disponer libremente de las reservas del Central. Además, el Tribunal también dictó una medida cautelar para que la presidenta Fernández de Kirchner "no designe con carácter definitivo" al nuevo presidente del Banco Central, "hasta tanto se cumplimente con la participación legislativa" dispuesta a través del consejo de la Bicameral Especial.

Para ello se reunirá mañana la comisión compuesta por los dos diputados y el vicepresidente. Los senadores no formarán parte de las deliberaciones porque la Cámara alta no integró a las comisiones de Presupuesto y Hacienda y de Economía y Finanzas ni eligió a sus presidentes, algo que ocurriría a fines de febrero o con el nuevo período de sesiones ordinarias el 1º de marzo.

La reglamentación remarca que "las decisiones (de la comisión) serán adoptadas por la mayoría de sus miembros, y en caso de empate la resolución será tomada por el presidente", o sea Cobos.

En la primera reunión, el cuerpo avanzará en un cronograma de actividades que podría incluir la convocatoria a Redrado, a otros miembros del directorio del Banco Central y a especialistas, esto más allá de la voluntad de distintos sectores políticos de apurar la definición del tema.

"Todos consideran que la situación está agotada y que hay que darle una definición lo antes posible", señaló Marconato. En ese sentido, el diputado radical Ricardo Alfonsín expresó la necesidad de "definir en el menor tiempo posible esta situación", y agregó que "la UCR quiere sacar dictamen lo más pronto posible", y sostuvo que "Redrado debería esperar en su domicilio" la resolución del Congreso.

Por su parte, el gobernador bonaerense Daniel Scioli expresó su respaldo a la decisión de la presidenta Cristina Fernández de desplazar a Redrado, y recordó también que el dictamen de la comisión "no es vinculante".

"La presidenta Cristina Fernández de Kirchner tomo una decisión y al igual que muchos de los gobernadores nosotros la respaldamos, porque esto da previsibilidad y certidumbre a la Argentina", afirmó el mandatario provincial, al tiempo que expresó su acuerdo con la utilización de reservas del Banco Central para afrontar compromisos de deuda.

La Presidenta firmó días atrás un decreto de necesidad y urgencia para destituir a Redrado aduciendo "mala conducta e incumplimiento de sus deberes de funcionario público". Antes, Redrado se había negado a liberar dinero del Banco Central para el Fondo del Bicentenario de 6.500 millones de dólares, creado mediante otro DNU.

Comentá la nota