Máxima tensión en Río Mayo: Fri le pidió ayuda al Gobierno provincial

Acorralado en su despacho del municipio de Río Mayo, el intendente Rubén Fri afrontó ayer una nueva movilización popular que convocó a unas 300 personas. Por eso, cerca del mediodía arribaron en avión desde Rawson el ministro de Gobierno, Máximo Pérez Catán, y el subsecretario de Relaciones Institucionales, Pablo Das Neves. Los vecinos pidieron la renuncia de Fri.
En medio de una renovada movilización popular, ayer Río Mayo vivió una agitada jornada con la presencia del ministro de Gobierno, Máximo Pérez Catán, y del subsecretario de Relaciones Institucionales, Pablo Das Neves, quienes dialogaron con los vecinos en la vereda del municipio.

En general, los 300 manifestantes expresaron a viva voz su disconformidad con la gestión de gobierno que lleva adelante el cuestionado intendente Rubén Fri (Provech) y aprovecharon la presencia de los funcionarios provinciales para solicitar trabajo, viviendas y asistencia social ante la ausencia de los organismos municipales.

Desde muy temprano, el jefe comunal se mantuvo en silencio encerrado en su despacho y los que salieron a la plaza ubicada al frente del municipio fueron Pérez Catán y Das Neves, quienes esbozaron posibles soluciones ante los concejales de todos los bloques que también le retiraron su apoyo a Fri.

Ayer el ministro de Gobierno de Chubut, Máximo Pérez Catán, señaló que “en este tipo de cuestionamientos públicos hay mecanismos que se deben cumplir, como radicar denuncias o juntar firmas donde se demuestre que son mayoría los vecinos que demandan la salida, en este caso, del intendente”.

Sin embargo, el funcionario agregó que “no hay soluciones mágicas ya que primero tenemos que identificar los problemas y actuar en consecuencia. Para nosotros es prioridad atender los reclamos que ustedes (por los vecinos) han traído y después avanzar en las cuestiones políticas”.

Por su parte, Pablo Das Neves destacó que “nosotros los escuchamos a todos los vecinos pero hay que respetar la ley; no podemos llegar acá y decirle al intendente que se vaya. Necesitamos que se sigan los caminos que corresponden”, agregó y se sugirió la posibilidad de reunir más de 600 firmas con el pedido de renuncia de Fri, el cual sería elevado a la Legislatura provincial.

Los vecinos les reclamaron a las autoridades provinciales viviendas, cloacas, asistencia social directa y, principalmente, la llegada de los planes sociales que destinan tanto Provincia como Nación.

Por otro lado, y ya con la situación desbordada, la mayoría de los presentes criticaron a los organizadores municipales del próximo Festival de la Esquila que está anunciado para este fin de semana. Sin dudas, el primer obstáculo en presentarse fue la coincidencia de la fecha con la tradicional Fiesta de la Cereza en Los Antiguos que también tendrá lugar a partir de este viernes. Todo indica que el festejo en Río Mayo podría suspenderse por la crisis institucional.

Comentá la nota