Mauricio Maggi explica el aumento de las tarifas de gas, por un nuevo impuesto.

El jefe de la OMIC (Oficina Municipal de Información al Consumidor), Mauricio Maggi, asegura que el aumento del servicio de gas natural se venía aplicando desde noviembre, pero se advierte ahora por el incremento en el consumo.
De esta manera toma distancia de quienes indican que el gobierno había postergado aumentos hasta después de las elecciones.

"Ahora impacta por el mayor consumo", señaló en una entrevista con Radio del Centro, y acotó que "el bimestre pasado se aplicó, pero el impacto se ve ahora".

-¿Pero el consumo aumentó hasta el punto de los incrementos que se ve en las facturas, del orden del 300%?

-El Estado venía subsidiando empresas de servicio para que el costo no llegara a los usuarios.

Con un criterio lógico, para evitar que el Estado se siga endeudando, se terminan esos subsidios, y cobrar un impuesto para un fondo fidusuario para el transporte del gas.

En noviembre la Resolución indicaba que se aplicaría para quienes consumían más de 1.000 metros cúbicos anuales.

El pedido que se hizo a Camuzzi fue elevar la base imponible, que se empezara a cobrar a partir de los 2.500 metros cúbicos. En la negociación llegamos se estableció que será a partir de los 1.800 metros cúbicos. Es decir que el aumento, por el impuesto, no será para quienes consuman menos.

-¿Cuál es el promedio en una familia tipo?

-Con dos o tres calefactores se supera el consumo, y deben pagar el impuesto.

1.800 es para una cocina, calefón y un calefactor.

El impuesto es de 10 centavos por cada metro cúbico, y se incrementa en una escala que llega a 27 centavos por metro cúbico consumido.

-¿Frente a esto no hay reclamo?

-La explicación que damos desde el Estado es comprensible. El fin de terminar con los subsidios es evitar el endeudamiento, pero comprendemos que esto golpea los bolsillos.

En Defensa al Consumidor entregamos una planilla para que, ante el reclamo, la empresa Camuzzi informe los metros cúbicos consumidos anualmente, el promedio de los últimos cinco años. Cuál es el impuesto que se aplica, qué montos, qué Resolución se avala… y además pedimos que se deje sin efecto y se cobre sólo el gas consumido.

En dos o tres facturas detectamos que estaba mal cobrado, pero hay que admitir que generalmente la empresa indica que está bien cobrado, y lo justifica conforme a la Resolución.

En ese caso enviamos el reclamo al Energas y a la Secretaría de Energía. De esta manera ofrecemos un panorama de lo que está sucediendo, y recordemos que el año pasado conseguimos que el PURE del gas se dejara sin efecto.

Con la cantidad de reclamos esperamos se reconsidere la medida, y busquen alternativas, como podría ser la reducción del impuesto.

Algo hay que hacer. Todos sabemos que la gente siente fuertemente el aumento.

Si no se revé la situación, queda la alternativa de recurrir a la Justicia.

-¿Si es legal, hay poco margen para la protesta?

-Se puede pagar en disconformidad. Si no estamos conformes lo tenemos que hacer saber. Entre todos se puede buscar un camino alternativo, para que se reconsidere la situación.

Comentá la nota