Mauricio Macri criticó al socialismo y a la izquierda porque decidieron acompañar el proyecto oficial

Mauricio Macri criticó al socialismo y a la izquierda porque decidieron acompañar el proyecto oficial
El jefe de Gobierno porteño cuestionó a los partidos políticos que apoyaron la Ley de Medios, ya que consideró que se necesita más tiempo para su análisis. A su vez, criticó que "siguen votando leyes que van en contra de la opinión de la mayoría".
Mauricio Macri, jefe de Gobierno porteño, criticó en la noche del lunes a los partidos de izquierda y en particular al socialismo por acompañar proyectos oficiales, sobre todo la Ley de Medios impulsada por el Poder Ejecutivo que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados la semana pasada.

El ex presidente de Boca, devenido en político, dijo: "No entiendo al socialismo y a la izquierda, que terminan votando y aceptando una ley que no se revisó, cuando durante la campaña en la Ciudad se llenaron la boca hablando mal del Gobierno".

Además, fustigó al peronismo porque "dio quórum y aprobó leyes que deben ser revisadas con más tiempo y en más comisiones". "Hay una extraña disociación esquizofrénica y un sometimiento de una parte del poder político, sobre todo del PJ y de algunos partidos de izquierda, cuando la gente dijo que no quieren seguir con esta gente", opinó, para luego agregar: "Siguen votando leyes que van en contra de la opinión de la mayoría".

Ante esto, indicó que "soy optimista de la maduración de la sociedad argentina desde el 2001. La gente ya sabe lo que quiere, ya no se 'come de la demagogia' (...) La gente dice que podemos revisar la ley de radiodifusión, pero hagámoslo en un tiempo razonable, debatiendo, escuchando a todos, porque esto va a cambiar nuestros usos y costumbres de nuestra democracia y nuestra libertad de exprersión por décadas".

Por último, tras acusar al Gobierno de atropellar y maltratar a la sociedad, reclamó que el país tome una senda diferente a la actual y deje de alinearse con el caudillo caribeño Hugo Chávez, con el boliviano Morales y el ecuatoriano Correa, para seguir los pasos de Chile y Brasil.

Comentá la nota