Mauricio Ibarra y Juan Carlos, de punta por Rawson

"Si pierde las elecciones en Rawson se tiene que ir", apuró Juan Carlos Gioja. El intendente y candidato Mauricio Ibarra le respondió: "no sabe nada...está prestado ahí por ser el hermano menor del gobernador". De esta forma, los dos dirigentes se cruzaron con virulencia esta semana en plena campaña con miras a los comicios del 28 de junio.
Más allá de la coyuntura electoral, hay en el medio una disputa histórica por el liderazgo peronista en el departamento.

La polémica se encendió el miércoles, cuando Gioja salió al cruce de algunas críticas que había tirado Ibarra días atrás en dirección al oficialismo provincial. El legislador nacional aseguró que el 29 de junio debería dejar el cargo de intendente si el día anterior no gana en el departamento. "Esta elección es un plebiscito para todos, para él significaría que la mayoría de los rawsinos no está de acuerdo con su gestión", argumentó Juan Carlos.

Ayer, el candidato opositor le contestó con artillería pesada y se mostró confiado para la contienda electoral. "De ninguna manera voy a perder en Rawson, a mí me sorprende que existan dirigentes que pretenden desestabilizar". Juan Carlos hasta se animó a hacer un paralelismo con Cristina Fernández de Kirchner. Aseguró que la situación de Ibarra en Rawson es la misma que la de la presidenta, que "si pierde a nivel nacional teóricamente se tendría que ir". Claro que aquí, el término perder podría tener varias interpretaciones.

El candidato del frente Unión por San Juan se preguntó a modo de respuesta: "¿A usted le parece que Cristina debería renunciar por perder una elección legislativa? ¿No debería ser un elemento para mejorar, corregir caminos en la Argentina?" Ibarra, que hace poco se abrió del PJ y fundó un espacio propio, remató: "Es una locura, Juan Carlos Gioja no sabe nada de política, no sabe nada de institucionalidad, está prestado ahí por ser el hermano menor del gobernador, me parece que no ha leído ni la Constitución".

La apurada de Gioja le implicaría a Ibarra dejar liberado el municipio, aún siendo electo diputado nacional. Es que si pierde en Rawson y entra como legislador en la general, irse en forma inmediata significaría tener que llamar a elecciones para consagrar a su sucesor. En cambio, si gana, el rawsino tiene previsto renunciar después del 10 de diciembre y que en su lugar quede un hombre "del palo", que es el presidente del Concejo Deliberante Gustavo Rojas.

Comentá la nota