Maure presiona al Gobierno y pide una suba de 200 pesos

Los representantes oficiales presentarán hoy la nueva propuesta. "Se está realizando el mayor esfuerzo posible", dijo el ministro Adaro.
Los representantes de la Dirección General de Escuelas y del SUTE continuarán hoy, a las 11, la reunión en la que el Gobierno prometió presentar una contrapropuesta salarial a los docentes. La promesa oficial incluye una mejora de la anterior oferta y hasta el despliegue de simulaciones salariales.

Desde el gremio esperan que se supere el aumento ofrecido la semana pasada, que determinaba un incremento de 90 pesos para el maestro que recién se inicia y hasta 220 pesos para el cargo directivo.

El ofrecimiento fue rechazado por el SUTE, cuyo plenario dispuso medidas de fuerza para el primer día de clases, pero lo evitó la conciliación obligatoria que determinó que las negociaciones continuaran el lunes pasado y se pasara a un cuarto intermedio hasta hoy.

Desde el Ejecutivo, el ministro de Gobierno, Mario Adaro, señaló anoche que "se está realizando el mayor esfuerzo posible para llevar a la mesa de negociaciones una propuesta aceptable", aunque no suministró detalles del nuevo ofrecimiento. La primera propuesta, según se dijo, significaba una cifra en su conjunto de 180 millones de pesos. Ayer, se hablaba que alcanzaría los 200 millones de pesos.

Mientras tanto, el secretario gremial de Ctera Gustavo Maure dijo que espera que las negociaciones "no sean una maniobra dilatoria.

"Desgraciadamente, no hemos tenido buenas experiencias en la paritaria docente de la provincia. Creemos que el Gobierno tiene que presentar una propuesta que rápidamente pueda ser consultada entre todos los trabajadores de la educación y dar respuesta a todos los sectores de la docencia en términos de incremento y de mejora de la estructura del salario.

Esto excluye toda posibilidad de incrementos en negro. Además, requerimos respuestas sobre otros temas paritarios, que tienen que ver con reclamos relacionados al transporte y otros costos que tenemos como trabajadores, lo que podría ser parte de una propuesta", aseguró el gremialista.

Al referirse a las expectativas salariales que tienen, Maure señaló que "están en el marco de lo discutido en la paritaria nacional y es que el docente en el cargo de maestro tenga por lo menos un incremento de 200 pesos.

Por lo menos queremos hablar de 200 pesos que sean remunerativos y bonificables y que no tengamos montos por fuera de la estructura salarial. Ése es el mismo parámetro con el que están discutiendo los compañeros de la provincia de Buenos Aires y en las provincias que retomaron las discusiones", expresó.

Maure advirtió que si hoy no hay una oferta tentadora el gremio tiene la decisión de expresar su descontento, refiriéndose elípticamente a protestar en la Vendimia. "El sindicato propuso en octubre que se discutiera la estructura salarial para no llegar al inicio de clases con sorpresas y la DGE, por una tradición que tiene de dilatar los tiempos, no respondió en su momento y eso no nos permitió discutir antes de que ya estuviéramos encima el ciclo lectivo", cuestionó.

Comentá la nota