Matthaüs condiciona la dirección de Racing a que su mujer consiga trabajo

El desenlace de la novela entre Racing y Lothar Matthäus continúa siendo una incógnita mientras se siguen sumando declaraciones y situaciones que rozan lo bizarro.
Desde Alemania, el técnico se encargó de agregar más confusión a su posible desembarco en el club de Avellaneda. En declaraciones a la revista germana Kicker, Matthäus admitió que tuvo conversaciones con los dirigentes de Racing pero aseguró que "todavía no hay nada definido".

Pero más allá de las lógicas idas y vueltas de la negociación, lo más llamativo es que el futuro del entrenador parece estar atado a la decisión de su esposa Liliana, que trabaja como modelo publicitaria.

"Ella sólo se irá de Alemania si puede continuar con su carrera. En esta semana volamos a la Argentina, pero no para firmar inmediatamente. Seremos cuidadosos. Dependerá de Liliana. Quiero que ella sea feliz, vamos a explorar la ciudad", dijo el campeón del mundo como futbolista en 1990.

Liliana también habló con la prensa en su país y ratificó los dichos de su marido: "Quiero seguir trabajando en mi profesión. Nos lo prometieron, pero tenemos que estar seguros", indicó.

Al término del partido que Racing igualó con Lanús 1-1 el último sábado, el presidente del club Rodolfo Molina anunció en conferencia de prensa la llegada de Matthäus, que se producirá el miércoles. Todavía nadie puede asegurar si firmará el contrato o sólo disfrutará de unas vacaciones por Buenos Aires.

Comentá la nota