Con matices, sigue la autocrítica en el FDT

El senador provincial y el diputado nacional tienen distintas visiones sobre el traspié del oficialismo. Mientras el radical dice que falló la "comunicación" y la resolución de conflictos el liberal criticó duramente la política salarial.
En el Frente de Todos, que según algunos, entre ellos el gobernador Arturo Colombi, todavía existe, la autocrítica discurre por distintos caminos. Por un lado, el liberal José Ameghino Arbo, que refleja su malestar para con la política salarial de la actual gestión, y el radical Viecente Picó, que reconoce errores pero advierte sobre un bumeran para la administración de Ricardo Colombi por su grado de obstrucción cuando le tocó ser oposición.

"El gobierno entrante enfrentará las consecuencias de una oposición obstructiva", disparó el libreño Picó, para quien Ricardo logró que no se sancionaran leyes importantes para la provincia como el fondo energético.

Cuando le tocó opinar de sí mismo, el legislador apuntó a la falta de comunicación y a "no saber encarrilar los conflictos salariales" como los errores del Frente de Todos que conllevaron a la derrota electoral.

"Tuvimos una oposición obstructiva. No se aprobó el fondo fiduciario energético y ahora estamos sufriendo las consecuencias. Es un sector en el que hay que invertir. El viernes pasado sufrimos apagones", dijo, para abundar: "Lo mismo sucedió respecto al financiamiento de la deuda y ahora estamos en aprietos. Hasta el 30 de diciembre del año pasado que intentamos refinanciar y no pudimos", se quejó el senador provincial.

DESPEGADO. Arbo ya piensa después del 10-D.

Picó anticipó además que el Frente de Todos mantendría su estructura, luego de una reunión entre legisladores de la alianza. "El resultado electoral ha dado un triunfo a un frente y nos ha dejado la responsabilidad de controlar y hacer una oposición constructiva que no bloquee los proyectos que son buenos para la gente. En la legislatura va a haber dos sectores: el oficialismo y una oposición constructiva", adelantó el legislador.

La estructura intacta pareciera ser un sueño si se toma en cuenta la actitud de muchos liberales, entre ellos José Arbo, que ayer disparó contra la política salarial de Arturo. "Corrientes tiene equilibrio (fiscal) a costa de salarios deprimidos", disparó el legislador nacional.

Al respecto, vale decir que los celestes han venido manifestando desde distintos sectores que trabajarán por la unidad de sus legisladores -tiene 10 con menos de 30 mil votos, algo inédito- y no es de descartar su presidencia de cualquiera de los dos frentes encabezados por radicales

Por otro lado, Picó dijo es posible el tratamiento del pliego del fiscal de Estado Fernando Carbajal por la actual Legislatura. "Creo que si se cumplen los plazos puede ser tratado por esta Legislatura".

Comentá la nota