Maternidad: problemas con la guardia de los domingos

Por segunda vez consecutiva, este domingo el servicio no contará con ginecólogo de guardia. Fuentes del nosocomio hablan también de falta de insumos básicos. Rosso admitió las dificultades con las guardias pero desmintió faltante de elementos.
Hasta el lunes, los trabajadores que se desempeñan en Maternidad del Hospital Nuestra Señora de Luján evaluaban renunciar a sus cargos, con la intención de encender una luz de alarma en el Departamento Ejecutivo ante una situación complicada que condiciona el funcionamiento de ese sector del centro de salud municipal.

Luego de consultas a diferentes abogados laborales, se determinó dejar sin efecto esa medida extrema, ante la posibilidad real de obtener un efecto contrario: que la intendenta Rosso acepte esas dimisiones y no implemente soluciones.

Sin embargo, el malestar en ese servicio del nosocomio continúa latente. En la edición del miércoles, EL CIVISMO dio a conocer detalles de los problemas vigentes. Específicamente, fuentes del centro de salud detallaron a este medio que faltan insumos básicos, como guantes descartables. Semanas atrás, y con la intención de paliar dicho déficit, profesionales médicos consiguieron una donación del Hospital Vicente López de General Rodríguez.

A partir de lo publicado por este bisemanario, desde el gobierno iniciaron una solapada caza de brujas para determinar quién o quiénes habían hecho públicas las falencias que caracterizan a Maternidad.

La falta de insumos no es la única situación irregular. Por segunda vez consecutiva, este domingo el servicio no contará con guardias activas. Esto se debe a la decisión tomada por la propia intendenta de dejar cesante a la ginecóloga abocada a las tareas de urgencia.

“El domingo, por segunda vez, habrá guardias pasivas de cuatro horas. Los médicos van a permanecer en sus casas. Está la partera y un médico con guardia pasiva desde su casa, cubriendo si ocurre alguna operación”, detalló a este medio un trabajador del Hospital.

En una situación similar se encontraría el sector de Clínica Médica. Por estas horas, ambos servicios no descartarían realizar alguna acción en conjunto. También desde Maternidad se analiza la posibilidad de disminuir la cantidad de operaciones programadas.

LA PALABRA DE ROSSO

A pesar de las promesas de campañas, de su condición de médica y de ser el posible reemplazo de Graciela Ocaña en el Ministerio de Salud de Nación, a más de un año de su asunción, la gestión encabezada por Rosso no concretó cambios significativos en el Hospital Municipal.

En conversaciones informales con los medios periodísticos, muchos profesionales transmiten su desilusión ante una situación que no evidencia mejoras con respecto al gobierno anterior. La reticencia de los médicos a ponerle nombre y apellido a esa decepción también responde a una práctica que se mantiene de los años de Prince como intendente de Luján: el temor a sufrir algún tipo de represalia gubernamental por denunciar los inconvenientes que caracterizan al centro de salud.

La única opinión discordante al discurso oficial que se hizo pública fue la del doctor Hugo Cruz, cuando en agosto del año pasado decidió renunciar a la Jefatura del servicio de Maternidad. En esa oportunidad, Cruz expresó que “no hay respuestas, no hay concreción de cosas (...) Hay muchas cosas que no se han concretado y esa lentitud no la soporto”.

Ayer, al cierre de esta edición, EL CIVISMO se comunicó telefónicamente con la jefa comunal. Rosso reconoció que todavía no se resolvió el problema ocasionado con las guardias de los domingos: “Estamos buscando médico para la guardia del domingo. Estamos llegando a un acuerdo y por el momento las guardias van a ser rotativas con los médicos que ya están en el servicio. Esto es hasta tanto consigamos al profesional que quede como médico de la guardia ese día”.

La intendenta, sin embargo, aseguró que “no hay otro conflicto”. Dijo que “no hay ningún desabastecimiento, están todos los insumos. Todos los médicos tienen lo que necesitan. Por otro lado, no están renunciando todos los médicos de Maternidad”.

“No quiero que la gente sienta que no está protegida. La Maternidad es un lugar muy sensible”, agregó Rosso.

Comentá la nota