Match point I

Todo el país hablará de tenis este fin de semana. Pero no todo vendrá desde Mar del Plata. Hay situaciones similares en otras áreas. Por ejemplo, la expropiación de Aerolíneas.
El gobierno tiene en mente que esa iniciativa se empiece a debatir desde el lunes. En paralelo, la Justicia desembarcó ayer por sorpresa. La Sala I de la Cámara Federal citó a declaraciones indagatorias a Carlos Menem y a Domingo Cavallo por su actuación en la década pasada. Dice que el proceso de venta tuvo vicios en su origen y comunicó al Congreso que por este juicio puede resultar nula -por la vía judicial-la privatización de 1990.

La Cámara Federal porteña abrió ayer un frente inédito a la discusión sobre las posibles soluciones para la crítica situación de Aerolíneas Argentinas, al reactivar una causa por presunta estafa al Estado efectuada a través de la privatización de la empresa, que podría llevar incluso a su anulación. En este marco, citó a indagatorias a Carlos Menem y Domingo Cavallo.

Mientras el bloque de senadores oficialistas le llevaba ayer a la tarde el proyecto de estatización a Carlos Zannini, secretario de Legal y Técnica de la presidencia, para que preparara la reglamentación correspondiente, la Justicia comunicaba esta nueva movida jurídica que puede llegar a reorganizar el tablero. Una jugada en la que el gobierno gana y Marsans pierde: si el nuevo proceso judicial confirma la acusación por presunta estafa, la empresa no podría demandar al Estado argentino en tribunales internacionales, un peligro bastante probable de realizarse el proyecto de estatización del oficialismo.

El fallo de la Sala I de la Cámara Federal porteña considera que el proceso de privatización de la empresa «estuvo viciado desde su origen», e incluso ya se empezó a hablar de la posibilidad de una «eventual anulación». Entre las medidas resolutivas, el fallo ordenó poner en conocimiento de lo resuelto al Congreso y a la Comisión Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones, que ya recomendó la expropiación de la aerolínea en el marco de su reestatización. También ordenó la citación a indagatoria de ex directivos de AA por el supuesto vaciamiento de la empresa.

La decisión fue tomada por los camaristas Eduardo Farah y Eduardo Freiler, y reactiva una causa paralizada a raíz del sobreseimiento provisorio dictado por la Justicia. El tercer integrante de la cámara, Jorge Ballestero, se excusó ya que intervino en el expediente de primera instancia.

La cámara también citó a declarar a los ex directivos y accionistas Amadeo Riva, Enrique Menotti Pescarmona, Jorge Flamarique, y al entonces director de ARSA Abdo Menehem, entre otros, en representación del Estado.

El fallo también declaró extinguida la acción penal por prescripción respecto del ex funcionario Roberto Dromi.

Comentá la nota