Mataron al terrorista más buscado del sudeste asiático.

Se trata de Noordin Mohamed Top. Cayó en un tiroteo durante una operación de las fuerzas de seguridad de Indonesia en la isla de Java. Era el presunto líder de un brazo de Al Qaeda.
El terrorista más buscado del Sudeste de Asia y "cerebro" de muchos atentados perpetrados en la región, Noordin Mohamed Top, murió hoy tiroteado en una operación de las fuerzas de seguridad de Indonesia en el centro de la isla de Java.

Noordin Mohamed Top, de nacionalidad malasia, falleció durante un violento intercambio de disparos entre presuntos terroristas y agentes de la policía, que durante horas mantuvieron cercada la casa de campo en la que se había atrincherado junto a otros islamistas, informaron fuentes policiales al canal de televisión MetroTV.

Este presunto terrorista es el líder de una facción radical escindida de la Yemaa Islamiya, considerada el brazo de Al Qaeda en el Sudeste Asiático, y organizador de acciones terroristas como el doble atentado perpetrado el pasado julio contra dos hoteles de lujo de Yakarta, en el que murieron nueve personas.

Los cuerpos de seguridad no divulgaron por el momento la situación del resto de integristas que se encontraban en la casa, aunque al menos dos ambulancias se trasladaron hasta la vivienda en el que ocurrió el tiroteo, en el pueblo de Beji, del distrito de Temnaggung.

De forma paralela, la policía llevó a cabo otra operación antiterrorista en la localidad de Bekasi, en los alrededores de Yakarta, donde mató a tiros a otros dos supuestos terroristas islamistas. Bambang Hendarso, jefe de la Policía, identificó en una rueda de prensa a estas dos personas como Aher Setyaawan, un ex presidiario, y Eko Peyang, al que las fuerzas de seguridad consideran experto en la fabricación de bombas. En este segundo emplazamiento, las fuerzas de seguridad se incautaron de 500 kilos de explosivos y de un coche bomba preparado para atentar contra "un objetivo específico", explicó Hendarso.

Comentá la nota