La Matanza: "pretendientes" de de Narváez en la puja local

La decisión de Francisco de Narváez de apuntalar sus chances en la estratégica La Matanza, hizo implosión en ese populoso distrito del Conurbano bonaerense, con una danza de nombres que pujan por reinventarse, ahora como ‘denarvaístas’. Clave, fue el distrito que más le costó –para entrar- a de Narváez, y ahora ‘busca’ entre la grilla de ‘pretendientes’ a un referente sólido.
Mientras el empresario de origen colombiano atiende la puja interna con sus socios mayoritarios –Macri quiere colar a su primo Jorge, su adversario en la provincia ahora ‘perdonado’ por el Jefe de Gobierno porteño en esa sección y Felipe Solá tironea por la cabeza de la seccional promocionando a Osvaldo Mércuri para el lugar en el que el ‘Colorado’ aspira meter al yerno de Duhalde, Gustavo Ferri- por lugares claves en el armado de las listas; en el pago ‘chico’ –de padrón grande- hay varios dirigentes locales que protagonizan una verdadera disputa de vedette para ganar espacios dentro del PJ disidente.

Y parece, aunque no lo sea, que la disputa desatada en La Matanza se asemeja en mucho a las clásicas peleas ‘de cartel’ que suelen adornar las temporada de verano de Mar del Plata o Villa Carlos Paz. Es que entre los que se disputan la representatividad del espacio, hay varios referentes distritales de pasado variopinto; cuando no complicados en algún tribunal.

Fichan, entre otros:

Juan Carlos Piriz: el hombre estuvo ligado a Alberto Pierri y durante su carrera política ocupó diferentes cargos legislativos: fue Diputado Nacional, Convencional Constituyente y Senador provincial. Fue el hombre fuerte del Mercado Central en la década del 90, durante el menemismo, y dicen que durante su gestión ‘reclutó’ a los llamados ‘batatas’, una suerte de ejército de changarines que salían en defensa del entonces presidente, Carlos Menem. Aquella vez, una investigación del periodista López Echagüe reveló en una investigación el accionar de esos patoteros y tuvo que dejar el cargo, al que después retornó en épocas de Carlos Ruckauf como gobernador de la Provincia. En 2003, fue candidato a intendente con Aldo Rico, luego se transformó en el jefe de Campaña de Luis D’elía y terminó, extraño giro, jugando con Juan Carlos Blumberg.

Hace pocos días, en La Matanza, declaró en una nota periodística que trabaja en el armado de de Narváez, y aclaró: "no actuamos contra nadie". Ingenioso, el imaginario social que suele castigar los realineamientos, le respondió: "Cómo no va a estar contra ‘nadie’, si estuvo con ‘todos’".

Jorge Nuñez: Otro extraño caso de partida doble: ex mano derecha de Luis D’elía, le pegó un portazo al ex líder piquetero y conformó una Federación de Tierras y Viviendas –el sello de raíz social que conduce el verborrágico dirigente kirchnerista-, auque a tono con el denarvaísmo, con el agregado ‘disidente’. Ahora se acercó al armado del empresario, pero desde el espacio tienen resquemores en sumarlo. Después de 22 años de derrotero junto a D’elía, desconfían de su verdadera independencia del hombre que más critican dentro del kircherismo. A Nuñez, además, no le dejan pasar otro ítem de su currículum: es consejero de la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense y "no podemos tener en el armado un dirigente a sueldo de Scioli", dicen.

Ariel Martínez: Mientras resignan caras nuevas para construir en el distrito que desvela a de Narváez, en el estrecho círculo del Diputado Nacional que encabezará la lista de Candidatos al Congreso por el PJ disidente ‘peinan’ archivos con la intención de evitarse ‘chicanas’ de campaña. Martínez, precisamente, protagonizo una de las tantas batallas de ‘vedette’ en ese distrito a fines del año pasado con Juan Carlos Píriz cuando éste último lo primereó frente a los medios como "el referente" de de Narváez en ese distrito. Y aunque algunos desde su sector fogonean que él tiene más chances de colarse en las listas, hay quienes empiezan a enrostrarle una Cámara oculta que lo tuvo como ‘víctima’ en un contubernio en el que aparece filmado, junto a otros tres o cuatro concejales y funcionarios de Balestrini. En el entorno del empresario ya detectaron esa ‘mancha’ y dicen que no están dispuestos a arriesgar el lema de la ‘nueva forma de hacer política’ que enarbolan en el espacio.

Adrián Verdini: referente del Movimiento de Agrupaciones Peronistas, además de su pasado ligado a Alberto Pierri, los sectores que se le oponen le enrostran haber sumado a su espacio a Hugo Fernández, el ex secretario de salud de Héctor Cozzi –vinculado últimamente al empresario de la carne, Alberto Samid- e investigado por la Justicia en una causa por U$S 6 millones por las denominadas ‘boletas truchas’ en La Matanza, y a ‘Toto’ Delgado, otro ex pierrista concejal de ese distrito durante tres períodos sobre quien también la Justicia posó la lupa en al menos media docena de causas. Ex ‘socio’ político de Piriz, Delgado registra un zigzagueante pasado reciente, trabajando para recrear, como pre-candidato junto a D’elía y alineado con Juan Carlos Blumberg.

Julio Ledesma: Tiene ahora el extraño rótulo de un ferviente kircherista devenido en macrista, con el llamativo agregado de ser un hombre del palo sindical, precisamente el sector más enfrentado con el Jefe de Gobierno porteño. El ex senador con pasado gremial, tiene cierta debilidad por los ‘lemas’ en sus afiches de campaña: Cuando aún vestía traje kirchnerista, empapeló la Matanza con su foto y un rótulo que decía, "El hombre del presidente". Hace un par de meses atrás, anticipó los afiches de su nueva pintada: "Ledesma Diputado Nacional, Macri y, después, viene el resto", dijo. Tenía razones para el primer afiche: durante 2002, se pegó a la figura del santacruceño no sólo en su distrito sino recorriendo el país. Pero cuando quiso ‘cobrar’ como candidato a intendente, Balestrini lo dejó sin paraguas y negoció la postulación de Espinoza, relegándolo a un poco decoroso –para su prosapia kirchenerista- puesto 22 de la lista de diputados nacionales del 2005. Hombre de Macri en el distrito, declaró además que le resultaba "indistinto" que a la lista del PJ disidente la encabezara De Narváez o Solá, una declaración que desde el espacio del empresario no piensan dejar pasar.

Comentá la nota