La UOM de La Matanza detectó el ilícito : Denuncia de "estafa" contra grupo empresarial "fantasma" de la fábrica Tría

La Unión Obrera Metalúrgica, seccional de La Matanza, denunció ayer una "fraudulenta liquidación" de la empresa metalúrgica Tría, y consideró que se trata de "una estafa" a los trabajadores de esta fábrica ubicada en la localidad de Villa Luzuriaga.
La denuncia fue realizada por Horacio Acuña, integrante del secretariado de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) seccional La Matanza, quien aseguró que se están desarrollando demandas en los tres fueros: laboral, económico y penal. En los últimos días los letrados del gremio descubrieron una serie de maniobras para concursar la firma, evitar la quiebra y realizar un negocio inmobiliario sin pagar las indemnizaciones de los trabajadores.

Durante la mañana de ayer, el gremio dio una conferencia de prensa donde comunicaron que "la Unión Obrera Metalúrgica, atendiendo siempre a lo que significa el problema de los muchachos de Tría, ha llegado a un punto donde estamos considerando que está estafando a la gente, debido a que hemos logrado detectar que apareció un grupo fantasma uruguayo como dueño del predio, de esta manera han desapoderado de los bienes a la sociedad Tría", explicó Acuña en diálogo con la emisión radial de NCO, "Desde la Redacción". "Esta es una situación bastante grave –calificó-, ya que los trabajadores, en el aspecto jurídico laboral han tenido sentencias a favor por las deudas, y se encuentran con que no hay posibilidades de embargo porque los bienes francamente son insistentes".

"Sucede que este grupo fantasma es la misma gente dueña de Tría y que están administrando actualmente. Con un agravante que figuran ambas sociedades en un domicilio de Capital Federal, Carlos Pellegrini 833, que es donde figura el antiguo estudio de Tría y que en realidad está incentivado esta gente a dar este domicilio porque no tiene ninguna vinculación con la empresa", especificó.

Acuña, acompañado por Carlos Cisneros, delegado de la empresa Tria, ubicada en la localidad de Villa Luzuriaga, destacó que la UOM se sumó a uno de los dos pedidos de quiebra que pesan sobre la firma, al tiempo que sostuvo que desde el gremio se pide "una quiebra con continuidad para garantizar la continuidad laboral de 20 trabajadores que se encuentran aún luchando para no dejar a sus familias sin sostén económico".

En tanto, resaltaron hace pocos días descubrieron que el titular de la firma, Mauricio Bossi, presidía desde 2003 la firma uruguaya Trace Group, época en la que cedió el predio de la fábrica a esa organización. El año pasado cuando aseguró que se iba de vacaciones a Italia desapareció y sospechan que vendió sus acciones dejando como titular tanto de Trace como de Tría a Olayo Torino, quien a su vez continuó con un proceso de "vaciamiento de la firma hasta llegar a esta instancia, en la que quieren vender el predio que tiene un valor de un millón doscientos mil dólares por sólo 800 mil".

En este sentido, desde el gremio destacaron que "se trata de una de las empresas líderes de La Matanza, con la que ya tomamos contacto y se sorprendieron al enterarse de la situación irregular en la que se encuentra esa media manzana en Villa Luzuriaga, si alguien lo compra también se va a quedar con las veinte familias de los trabajadores viviendo adentro, hay compañeros que tienen más de cuarenta años trabajando allí, y a algunos les falta muy poco tiempo para jubilarse".

Además, Acuña señaló que ambas firmas, Tría y Trace, presentaban como domicilio legal Pellegrini 833 de Capital, pero esa dirección pertenece a un estudio laboral que no tiene ninguna relación y, además los intimó por tal motivo. Sin embargo, desde la UOM apuntaron al abogado Adolfo Ospital domiciliado en Roque Saenz Peña 788 9º piso de Capital, letrado que se presentó en las reuniones del Ministerio de Trabajo representando a la firma, de quien descubrieron "tiene un pasado vinculado a la quiebra y liquidación de varías fábricas y empresas en las que dejaron a los trabajadores en la calle y sin indemnizaciones".

Por último, Acuña aseveró que el gremio metalúrgico "va a ir hasta las últimas consecuencias en defensa de las fuentes de trabajo y para probar la administración fraudulenta que se pena con varios años de cárcel. También quiero agradecer a la Municipalidad de La Matanza, al intendente que en dos oportunidades, 2002 y 2009, asistió a los trabajadores, mientras que el Consejo de Seguimiento de Crisis de La Matanza también se mantiene permanentemente interiorizado de la situación que generaron estos empresarios inescrupulosos a través de distintas maniobras fraudulentas".

La fábrica metalúrgica Tría tiene medio siglo de trayectoria en Guido Spano 1840, de Villa Luzuriaga, fue creada por el inmigrante italiano Antonio Bossi quien falleció en 2001. Durante diferentes épocas fabricó: motocicletas, después autopartes, máquinas de café y por último dispenser de agua, tenía clientes importantes como Nestlé, Dadone y Jaureguy. Su hijo heredero, Mauricio tomó la empresa de 200 trabajadores la llevó a tener sólo 20.

Comentá la nota