La Matanza continúa la campaña contra el dengue

La Matanza continúa la campaña contra el dengue
Las secretarías comunales de Salud Pública, Desarrollo Social y Obras y Servicios Públicos trabajan intensamente para prevenir la propagación de la enfermedad viral transmitida por el mosquito Aedes Aegypti, y capacitan a personal que se especializa en fumigación y descacharrización en todo el distrito.
Durante la época más propicia del año para el rebrote de la enfermedad, que es desde principios de febrero, un camión contratado por el Municipio, recorrerá todas las localidades realizando fumigaciones a cielo abierto.

Para desarrollar esta tarea se han fijado horarios puntuales en los que el insecto despliega su mayor acción: por la mañana se fumigará de 7 a 9, y por la tarde, de 18 a 20.

Además de este camión contratado, la secretaría de Salud Pública cuenta con un equipo propio de ocho mochilas fumigadoras con las cuales se sanearán hospitales, centros comunitarios, salas de salud, cementerios y otros organismos de gran concurrencia de público dependientes del Municipio.

El personal que realizará esta tarea, además de la descacharrización, está siendo capacitado y será provisto con trajes de protección, guantes, máscaras y antiparras.

Con el mismo objetivo se implementará una campaña de difusión masiva casa por casa, en la que se dialogará con los vecinos y se entregará folletería destinada a concienciar y a divulgar medidas para evitar la transmisión.

Personal municipal ya colocó ovitrampas (que se utilizan para detectar oportunamente la aparición del mosquito) en los siguientes lugares públicos donde se suelen acumular desperdicios que pueden juntar agua: Hudson entre Gorriti y Donovan de La Tablada, Vélez Sarfield y Rivera de Villa Madero y Monseñor Bufano y Peribebuy de San Justo.

Es oportuno recodar que para prevenir la transmisión del dengue se debe evitar tener recipientes con agua dentro y fuera de la casa; renovar el agua de canaletas y recodos, floreros, peceras y bebederos de animales al menos cada tres días; tapar los recipientes para almacenar agua como tanques o barriles; colocar mosquiteros o telas metálicas en las aberturas de las viviendas; desechar los objetos inservibles que están al aire libre en los que se pueden acumular agua de lluvia; protegerse de los mosquitos con espirales, tabletas o aplicarse repelentes en el cuerpo; y en los cementerios reemplazar el agua de los floreros por arena húmeda.

Ante cualquier síntoma o para obtener mayor información, se debe acudir rápidamente al centro de salud más cercano y no consumir ninguna clase de aspirinas.

Comentá la nota