Matan a balazos a ingeniero y hieren a uno de sus hijos

Al menos dos ladrones entraron a robar a su casa. El menor, de 17 años, está grave
Un ingeniero de 46 años fue brutalmente asesinado ayer a balazos y uno de sus hijos -de 17 años- fue herido gravemente de un balazo por al menos dos delincuentes que ingresaron a robar a su casa del partido bonaerense de San Isidro, informaron fuentes policiales.

El episodio ocurrió cerca de las 7 en una casa ubicada en Perú 725, de Acassuso, a metros de la avenida Del Libertador y pegada al Banco Río en el que se registró un cinematográfico asalto en enero del 2006, cuando ladrones boqueteros vaciaron el sector de las cajas de seguridad.

La víctima fatal fue identificada por la policía como el ingeniero Ricardo Barrenechea, quien aparentemente recibió un balazo en el pecho que le provocó la muerte en forma instantánea, mientras que su hijo, de 17 años, recibió un tiro en la axila por lo que fue internado en grave estado en el Hospital de San Isidro.

Tiempos de violencia

Según el jefe Departamental de San Isidro, comisionado Adrián Luongo, el hecho se registró a las 7 de la mañana, cuando los delincuentes ingresaron a la casa donde se encontraban descansando el ingeniero, su esposa y sus cuatro hijos.

Se cree que los delincuentes ingresaron a la casa tras saltar una reja y por la puerta principal, aunque se desconoce si para entrar utilizaron una copia de las llaves, si violentaron el pestillo de la puerta mediante una tarjeta plástica o si contaron con la ayuda de alguna persona que les permitió el paso.

“Una vez dentro, sorprendieron a la empleada doméstica y se dirigieron a la planta alta donde se hallaba descansando el ingeniero con su esposa y sus hijos”, dijo el subsecretario de Investigaciones del Ministerio de seguridad provincial, Paul Starc.

Fuera de control

El funcionario bonaerense dijo que los asaltantes “estaban muy nerviosos” y que exigieron la entrega de dinero, de objetos de valor y de alhajas, pero “cada vez pedían más cosas”. Los investigadores creen que en cierto momento, el dueño de casa pretendió resistirse a golpes o a los empujones, pero uno de los delincuentes le disparó y lo mató.

En tanto, el hijo mayor del matrimonio también recibió un balazo en una de sus axilas y quedó gravemente herido, por lo que fue trasladado al Hospital de San Isidro, desde donde se prevé trasladarlo a una clínica privada.

Al ver esta situación, los delincuentes huyeron del lugar aparentemente en un automóvil que los aguardaba estacionado a pocos metros de la casa asaltada.

Jóvenes y asesinos

Starc explicó que los delincuentes “eran tres o cuatro muchachos de 17 o 18 años que huyeron en un automóvil que está identificado gracias al aporte efectuado por testigos y que está siendo buscado”. A sólo 50 metros de la casa de la familia Barrenechea hay una garita de seguridad privada, aunque aún se desconoce si el momento del robo fue advertido por la custodia de la zona.

Por otra parte, el comisionado Luongo afirmó que “en todo el ámbito de la Departamental Conurbano Norte se están haciendo allanamientos y rastrillajes y todo el personal del Gabinete de Prevención trabaja en la investigación del hecho”.

En ese sentido, el jefe policial indicó que “hay muchos elementos que permiten pensar que la pesquisa conducirá a buen destino, pero no podemos brindar datos precisos para no entorpecer a los equipos de investigadores”. Un vocero de la pesquisa reveló que los peritos de la Policía Científica bonaerense secuestraron en la escena del crimen vainas servidas calibre .45.

Comentá la nota