Matadero: el oficialismo frenaría la polémica

El Deliberante de Centenario no trata el pedido de informes a un funcionario.

Los concejales de la Concertación quieren evitar que el secretario de Obras y Servicios Públicos, Fernando Pieroni, dé explicaciones por la contaminación.

Centenario > El oficialismo le puso "un tapón" a la problemática contaminante del matadero municipal, tras no dar un debate en comisión solicitado por el edil del Movimiento Popular Neuquino (MPN), Vicente Cónsoli.

Según el concejal, que ayer fue consultado por este diario para conocer los avances en la investigación por los desechos contaminantes de la planta de faena, los ediles oficialistas "no quieren" que se trate más un tema polémico en esta ciudad.

Cónsoli había pedido informes al secretario de Obras y Servicios Públicos, Fernando Pieroni, para conocer si el funcionario colaboró con el matadero para el armado de unas 18 piletas en la meseta donde se depositó la sangre.

El edil pedirá informes que serán analizados en comisión aunque el oficialismo habría interpretado que las intenciones de Consoli, son las de llevar "al banquillo" a Pieroni para acusarlo por supuesto mal desempeño de funcionario público.

El pedido del concejal emepenista se realiza en medio de un clima electoral, aunque vale aclarar que hace más de un mes que este diario publicó un informe donde se comprueba el arrojo de sangre animal en la meseta por parte del matadero.

"Presido la comisión de Medio Ambiente y todavía no puedo ver el expediente. Mi deseo es seguir investigando para saber qué pasó y si hay responsabilidades en el gobierno, pero parece que hay quienes no piensan lo mismo", expresó el edil.

El polémico expediente podría tratarse en la próxima sesión prevista para mañana, aunque todo indica que el oficialismo –compuesto por la bancada de Concertación Neuquina y el Frente Democrático por Centenario- no avalará el planteo.

Hace un mes, este diario reveló en un informe que la Cooperativa Agropecuaria Centenario -concesionaria del matadero- arrojó cientos de miles de litros de sangre en la meseta, en un lugar muy cercano al basurero municipal.

La maniobra nunca fue advertida por los empleados y funcionarios, según dijo el intendente Javier Bertoldi, aunque la oposición "duda de su palabra" y pidió conocer si desde la comuna hubo "colaboración" para armar las piletas.

Comentá la nota