Massei pidió racionalidad para discutir los salarios.

El flamante presidente del Tribunal Superior de Justicia, Oscar Massei, comenzó su primera semana a cargo del máximo órgano judicial convocando a una reunión para el próximo martes al Sindicato de Judiciales (SEJUN) y para el jueves a la Asociación de Magistrados y Funcionarios.

El presidente del TSJ se reunirá con SEJUN para analizar las condiciones laborales de los empleados del Poder Judicial.

Neuquén> El flamante presidente del Tribunal Superior de Justicia, Oscar Massei, comenzó su primera semana a cargo del máximo órgano judicial convocando a una reunión para el próximo martes al Sindicato de Judiciales (SEJUN) y para el jueves a la Asociación de Magistrados y Funcionarios.

“El gremio tiene varios planteos que vamos a analizar juntos en nuestro encuentro”, afirmó Massei. La agenda pendiente entre el Poder Judicial y SEJUN implica conversaciones sobre la situación de higiene y seguridad en el trabajo, acerca del proyecto de ley sobre las comisiones colectivas de trabajo, en el cual el vocal colaboró para mejorar la carrera administrativa, y la negociación grupal, y también se va a hablar del reclamo salarial que quedó pendiente del año pasado.

“Apelamos a la responsabilidad, al buen análisis y la racionalidad, entre otros elementos que se deben tener en cuenta a la hora de discutir temas laborales en general y salariales en particular”, indicó a La Mañana de Neuquén el presidente del TSJ.

Massei agregó que en algún momento la discusión salarial se generará porque “es un tema que todos los gremios están reclamando, tanto privados como estatales”.

Según expresaron las notas enviadas a los representantes de las organizaciones invitadas, los encuentros pretenden iniciar el camino de diálogo para el transcurso de este año, requisito indispensable para una convivencia institucional democrática.

Massei informó que también tiene en agenda convocar al Colegio de Abogados de la Provincia para reunirse la semana siguiente. “Estos tres organismos son los que están más vinculados a la Justicia”, manifestó Massei.

Asunción

El último vocal en ser nombrado en su cargo juró como tal en diciembre y se nombró como presidente del cuerpo en la última acordada del año pasado, cargo anual al que asumió el lunes en una ceremonia a puertas cerradas en el edificio del TSJ.

“La expectativa en este momento no es personal, es del cuerpo que presido por este año, de poder dar respuesta a la necesidad que la sociedad está requiriendo de la Justicia en Neuquén”, explicó Massei.

El ex diputado nacional indicó que el mensaje que la sociedad les brinda es la necesidad de una Justicia más creíble, independiente, que actúe con imparcialidad sin influencias políticas, de gobierno de turno, de los poderes económicos o de los grupos sociales de presión.

“Y que esté garantizada internamente la independencia para magistrados y funcionarios, que sepan que no hay una cabeza en el Poder Judicial que esté imponiendo el camino que deben tomar sino que cada uno tiene la libertad de conciencia de que puede obrar como tal”, sostuvo Massei.

Su primer objetivo es demostrar una imagen de imparcialidad, el segundo es lograr una Justicia expeditiva, con celeridad y mayor efectividad.

El abogado especializado en lo laboral ya ejerció la presidencia del TSJ en el 1.993 y, según expresó, esta vez se encontró con un Poder Judicial que creció mucho en organismos e infraestructura.

“Además hay mucha gente nueva en todos los niveles, hay alrededor de 2.500 personas en planta, de los cuales mil son empleados y el resto funcionarios y magistrados”, expresó.

Y añadió: “Lo que uno rápidamente mira es el sistema humano. Desde afuera y antes de entrar podía ver que las relaciones entre empleados, funcionarios y magistrados estaba resquebrajada entonces hay que recomponer todas esas relaciones, con los disensos que entre todos se pueda tener. Acá no hay amiguismos, le hace mal a la Justicia”.

Comentá la nota