Massaccesi reclamó "autonomía" impositiva y económica para Bariloche

El ex gobernador sugirió que en la próxima reforma de la Constitución provincial se dote a Bariloche de autonomía porque "es una provincia dentro de otra". Descartó que piense regresar a la arena política en 2011, y enmarcó su turbulenta salida del gobierno en que durante su gestión tuvo un contexto de ajuste económica nacional, con un tipo de cambio desfavorable. Hoy es empresario de medios de comunicación, y asesor de empresas extranjeras, entre ellas la adjudicataria de la obra de construcción de la represa de Salto Andersen, en Río Colorado.
Con la reforma constitucional en la mesa de discusiones, Massaccesi consideró que "si bien tiene muchas cosas buenas, ha quedado desfasada y hay muchos aspectos a modernizar". En ese marco, sugirió al gobernador Miguel Saiz que, al actualizarla, contemple la autonomía de Bariloche, entendiendo que "generar políticas igualitarias en regiones tan diferentes, termina siendo un problema, porque es un error tratarlo con uniformidad".

La última refor constitucional se realizó en 1988, precisamente mientras Massaccesi cumplía con su primer mandato como gobernador. Ahora, la gestión que encabeza Miguel Saiz instaló el debate por un nuevo proceso de cambios para la carta magna rionegrina.

En diálogo con KM FM, el ex gobernador Massaccesi estimó que "la reforma constitucional debe atrapar esta realidad (sobre las particularidades de Bariloche) y formar parte de un acto de audacia política, para darle autonomía, no para experimentar, porque en otros lugares del mundo ya se hizo". Citó, en ese sentido, los antecedentes de Las Bahamas, San Marino y Mónaco.

Aseguró que Bariloche "necesita una integración autonómica; y esto no va en contra de la grandeza rionegrina, sino a favor de una potencialidad de una región que es una provincia dentro de otra, y esto se refleja en los números, en el poderío electoral y en otras cosas más complicadas: Bariloche en muchos aspectos no necesita de Río Negro para diseñar su futuro, y esto la disocia naturalmente. Requiere de un vínculo muy directo con el gobierno nacional, y si me apuran un poco, lazos internacionales. Bariloche es una Barcelona con lagos".

Esta visión fue adelantada hace unos 10 días por Massaccesi a Saiz durante un encuentro que mantuvieron en Viedma, en el marco de una ronda de consultas y diálogo político.

El ex mandatario consideró que "no se puede tratar la pobreza o la desigualdad social de Bariloche con un plan destinado a Valcheta", y comprendió que la ciudad requiere de autonomía en la relación impositiva con el gobierno provincial: "Hay que generar un Instituto que tenga una suerte de administración autárquica. Ojo, yo estoy explorando con la idea. Hay que perfeccionarla viendo otras experiencias, escuchando otras voces y generando un debate", aclaró.

Política y economía

Massaccesi descartó "con todas las letras" la posibilidad de regresar a la arena política en el 2011. Sobre su gestión, razonó que si bien cierto que un sector la critica con dureza, otro "cree que es el modelo al que habría que volver y se escucha que el último proyecto de provincia fue el que llevamos adelante en esos años".

Consultado por el programa radial "En estos días" sobre la imagen negativa de su paso por el gobierno provincial, dijo que "las gestiones también son dueñas del momento histórico: a mí me tocó gobernar en época de ajuste, con Carlos Menem en la presidencia. Envidio profundamente a las actuales administraciones, que han tenido 5 ó 6 años con gran prosperidad de los sectores productivos".

Al respecto, aseveró que "si uno gobierna Río Negro con un dólar alto, la cosa va en coche, porque toda la exportación de fruta, que es el gran motor, va para adelante. Si uno gobierna con el dólar a un peso, como nos tocó a nosotros, va para atrás".

Sin embargo, alertó que "hay que tener cuidado con los análisis históricos tan cercanos", estimando que dentro de 50 años se podrá realizar una crítica objetiva del período 1987-1995, en el que le tocó gobernar.

Fuera del mundo político tras su frustrado intento por hacerse de la presidencia de la Nación, comentó que en la actualidad "mi actividad principal es el Diario Noticias de la Costa (de Viedma): una radio y un diario".

"Teníamos muchos caminos para seguir: el más simple era seguir viviendo de la política en Buenos Aires y jubilarse con una muy buena asignación. Yo no he hecho absolutamente nada de eso: no estoy jubilado, no tengo cargo político; le pasé el plumero a mi título de abogado y nos quedamos viviendo en Viedma. Pusimos el diario con mucha dificultad, generando trabajo a 150 personas".

Massaccesi admitió que uno de sus principales "capitales" son los contactos y relaciones derivados de su paso por la política, y en ese marco explicó que "hace dos o tres años" es "asesor de dos o tres compañías, una de ellas española, que desarrolla actividades en Buenos Aires".

Se trata de la firma Isolux Corsan que se quedó hace casi tres años con la adjudicación de la cuestionada licitación para la construcción de la represa de Salto Andersen, en Río Colorado. La propia Defensora del Pueblo de la provincia, Ana Piccinini, cuestionó el monto de ese proceso licitatorio y pidió informes al Departamento Provincial de Aguas (DPA), organismo intervinientes en el proceso de adjudicación.

Además, Massaccesi admitió que trabaja para la firma francesa interesada de la construcción del tren bala, proyecto impulsado por el gobierno nacional . Se trata de la firma Alstom que pretendía el desarrollo de la iniciativa para unir Buenos Aires y Córdoba a través del moderno servicio de tren de alta velocidad.

Comentá la nota