Massa no vuelve al PJ y elige sumar por afuera. Randazzo, inubicable

Massa no vuelve al PJ y elige sumar por afuera. Randazzo, inubicable

El tigrense también descartó volver a competir por la intendencia de Tigre luego de perder de local con Cambiemos. Menéndez, jefe del peronismo bonaerense, inició ronda de consultas con Gobernadores.

Florencio Randazzo está inubicable. Supuestamente descansa en Valeria del Mar, donde evita entrar en contacto con los dirigentes peronistas de la provincia de Buenos Aires que intentan tender puentes estivales. Sin embargo, el proceso de reunificación del PJ bonaerense tuvo en la noche del miércoles la primera foto pública en Pinamar entre el jefe del partido, Gustavo Menéndez, y Sergio Massa.

El exintendente de Tigre dejó algunas definiciones. No será, al menos por ahora, candidato a intendente de Tigre, silla que le dejará al actual mandatario Julio Zamora luego de que el tramo municipal de la boleta 2017 perdiera de local ante la lista de Cambiemos. La candidatura de Massa a senador nacional no logró arrastrar votos y puso en peligro de extinción a la dinastía Massa-Galmarini. Tanto que Zamora desplazó de manera casi imperceptible a la esposa del ex candidato a presidente 2015 del Ejecutivo municipal.

El encuentro Menéndez-Massa, en la casa que el tigrense alquila en Pinamar, también ratificó un acuerdo estratégico y tácito que el intendente de Merlo y el jefe del Frente Renovador ya había acordado en una serie de encuentros previos y reservados celebrados en diciembre. Massa no volverá al PJ. Ni siquiera como afiliado. Tanto el titular del PJ bonaerense como el exalcalde de Tigre apuestan a lanzar un frente con el peronismo y el massismo como socios electorales. El FR conserva un discreto pero valioso volumen electoral propio más allá del peronismo. Son entre 11 y 14 puntos del electorado que Menéndez apuesta a sumar por afuera del PJ sin diluir al massismo en un partido único. 

Tampoco hubo en Pinamar un veto explícito a la sociedad de Massa con Margarita Stolbizer. La exdiputada del GEN tendrá un rol de "auditora" de las gestiones bonaerenses para garantizar la "transparencia". Pero Menéndez no quiere que Stolbizer monopolice ese trabajo y propuso sumar a ONG vinculadas a la Conferencia Episcopal Argentina y a la Pastoral Social. Massa es apenas la punta visible de un iceberg de nogociaciones que Menéndez emprenderá los próximos días con gobernadores peronistas. Ya se contactó con Sergio Uñac (San Juan), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gildo Insfrán (Formosa). Carlos Caserio está a punto de cerrar una audiencia con Juan Schiaretti (Córdoba) en medio de quejas de su Gobierno provincial contra la Casa Rosada por supuestos direccionamientos discrecionales de obra pública. La escalada disparó ayer la respuesta de Dario Capitani, jefe de bloque PRO en la Legislatura cordobesa: "Se está implementando el mayor desarrollo de obra pública nacional mejor planificado en las últimas décadas".

¿Pero cuál es entonces el futuro de Massa si no aspira a volver a la intendencia de Tigre? Es incierto. Cerca del tigrense deslizan con cierto escepticismo que no renuncia a su sueño presidencial. Pero no descartan la ventanilla de candidato a gobernador bonaerense, una terminal traumática en caso de tener que enfrentar a María Eugenia Vidal teniendo en cuenta que en octubre pasado no pudieron derrotar en Tigre al galán de telenovelas, Segundo Cernadas, asupiciado por los José Torello (padre e hijo).

Zig zag político

Además, si bien Menéndez y Massa salieron sonriendo en la foto, la relación entre ambos registra un zigzagueo político. En pleno apogeo del Frente Renovador, Menéndez había sido candidato a concejal del massismo en Merlo. Luego de las legislativas de 2013 donde Massa ganó la provincia de Buenos Aires con la bandera de la "renovación", el ex alcalde de zona norte anunció un acuerdo con Raúl Othacehé. Menéndez renunció al FR y en 2015 ganó la intendencia como candidato del Frente para la Victoria. 

En lo formal, sin embargo, el miércoles por la noche reflotaron una agenda de coincidencias: cuestionar la nueva fórmula de actualización de las jubilaciones, así como las nuevas subas en tarifas de servicios públicos.

También se analizó trabajar en torno a la idea del massismo de eliminar el IVA a alimentos, medicamentos y nafta. Sin embargo, el núcleo indisolube que los une es el objetivo de poder reconstruir el peronismo con el kirchnerismo adentro pero sin Cristina de Kirchner como candidata en 2019.

Coment� la nota