Massa solucionó un conflicto y dio pautas para enfrentar la crisis

"El 20 de noviembre los trabajadores del Sadowa cobrarán un subsidio", aseguró el jefe de Gabinete. El anuncio lo hizo ayer, durante la recorrida por el Polideportivo. Dialogó con LA CAPITAL en el estadio mientras observaba las obras y saludaba a los jugadores de la Copa Davis.
El jefe de Gabinete, Sergio Massa, le confirmó a LA CAPITAL -mientras observaba las obras avanzadas en el estadio Polideportivo para la final de la Copa Davis, y antes de saludar a los tenistas del equipo argentino y al capitán Alberto Mancini-, una solución al conflicto que mantienen los trabajadores del Frigorífico Sadowa y anunció que "el 20 de noviembre cobrarán un subsidio".

El propio titular del Gabinete nacional logró esa solución urgente junto al intendente municipal, el contador Gustavo Pulti, mediante una comunicación que entablaron con el Ministro de Trabajo Carlos Tomada, después que los trabajadores le fueron a plantear el problema mientras el jefe de ministros visitaba las obras del Colector Noroeste, en Rondeau y 69.

Después sobrevino la visita al Polideportivo y el "mano a mano" con LA CAPITAL.

- No sólo vino para saludar a los jugadores argentinos que se están preparando para disputar la final de la Copa Davis y fundamentalmente para observar el final de las obras en el Polideportivo y sus alrededores... También aprovechó para hacer algunos anuncios más para Mar del Plata...

- En realidad, lo de la Copa Davis es por añadidura. Por todo lo que acompañamos a Mar del Plata. Nosotros colaboramos, junto con el gobierno provincial y el gobierno municipal, en las inversiones que hacían falta, no solamente para el Polideportivo sino para las adyacencias, el tema de la iluminación de la Juan B. Justo, el tema del bacheo, el tema de la iluminación del Parque Municipal, son inversiones importantes. Además, vamos a aprovechar la Copa Davis para presentar el París-Dakar, que ustedes saben que se hace en la Argentina. A partir del 29 de diciembre la Secretaría de Turismo va a presentar un stand importante. Pero esto es sólo una parte: en realidad vinimos a Mar del Plata por el Colector Noroeste que es una obra que beneficia a 50.000 familias marplatenses. Son de esas obras que no son faraónicas, que no se ven, pero cambian la vida de la gente... Hay muchos barrios que dependen de esa obra para no inundarse. Entonces era muy importante llevar adelante esa obra. Estuvimos trabajando con Gustavo (Pulti, el intendente municipal), además, en contacto directo con el Ministro de Trabajo por el tema del Sadowa, el frigorífico en conflicto, resolvimos todo, el 20 de noviembre los trabajadores del Sadowa cobrarán un subsidio, eso es muy importante porque son 300 familias marplatenses que estaban en situación de incertidumbre. Estuvimos trabajando también con la Ministra Nilda Garré, para terminar de cerrar algo que para Gustavo y la presidenta es central, que es la recuperación de la Escollera Norte y trasladar allí todo lo que hoy está en Alem. De manera de tener sobre el mar, con una imagen internacional, un paseo que no sólo sirva para la nocturnidad, como se da en Alem ahora, sino que sirva permanentemente desde el punto de vista comercial. Así que, en definitiva, lo que estamos haciendo es poner el hombro, poniendo esfuerzo, trabajar juntos, Nación, Provincia y Municipio, para que a Mar del Plata le vaya bien. Nosotros queremos sentirnos todos los días un poco más orgullosos de que esta ciudad crezca, de que esta ciudad se desarrolle. Y que cuando en el verano vienen los turistas, disfruten Mar del Plata, pero que también quienes viven acá se sientan orgullosos de ser ciudadanos de Mar del Plata.

- Usted es el jefe de Gabinete de la Nación, pero como hombre de Buenos Aires, ¿entiende que la Copa Davis en Mar del Plata es un logro de la provincia?

- Es un orgullo... La Copa Davis es un orgullo. Acá no se trata de que la Copa sea de la provincia de Buenos Aires, de la Ciudad de Buenos Aires o de Córdoba, porque en definitiva, es de la Argentina. Más que nunca en esta Copa Davis somos todos argentinos. David (Nalbandian) es cordobés, Del Potro es de Tandil, vamos a estar todos juntos, sin importar de qué ciudad somos, apoyando a la Argentina. Y creo que lo que tenemos que hacer es, una vez que se tomó la decisión de que se haga en Mar del Plata, poner todo el esfuerzo para que se haga de la mejor manera posible, poner todos los recursos humanos a disposición, poner todos los recursos materiales, para que haya tenido sentido, no sólo llegar a la final de la Copa Davis desde el punto de vista deportivo, sino para que haya tenido sentido en cuanto a mejoras para la ciudad, la provincia y el país. Los argentinos nos merecemos un evento como este, los argentinos estamos en condiciones de demostrarle al mundo que somos capaces de organizar este tipo de acontecimientos de primer nivel desde el punto de vista de la logística, la infraestructura... Piensen ustedes que, si Dios quiere, vamos a tener en Mar del Plata hasta paradas de colectivos en las que se le va a avisar a la gente cuánto va a demorar el ómnibus... Para que tengamos claro lo que significa este acontecimiento. Que 10.000 personas durante tres días se acerquen al estadio... Más todo lo que va a rodear al acontecimiento, para la hotelería de Mar del Plata, y lo que va a significar la repercusión de Mar del Plata y Argentina hacia el mundo. Lo que tenemos que hacer, con mucha humildad y mucho trabajo, es poner todo en condiciones, hacer sentir cómodos a nuestros jugadores, hacerlos sentir en casa, y hacer sentir bien a quienes nos vienen a visitar, a los españoles, pero hacerles sentir que somos locales. Para tratar de cumplir con ese sueño pendiente de Argentina que es la Ensaladera de Plata...

- ¿Va a estar la Presidenta en la coronación, en el cierre de la final de la Davis?

- A mí, en general, me gusta que de la agenda de la Presidenta, hable la Presidenta... Salvo que expresamente me pida algo. Hoy hablamos con Gustavo con la Presidenta, con ella desde Washington, porque había varios temas, como esos proyectos para Mar del Plata hacia adelante, como lo de Alem y la Escollera. Y aprovechamos esta visita para recorrer las obras y poner todo lo maravilloso que es Mar del Plata en valor en reconocimiento por parte del Gobierno nacional. Para el Gobierno nacional Mar del Plata es un lugar central, un lugar que queremos mucho. Para nosotros es importante que los residentes de Mar del Plata, cuando se van los turistas, sientan que el Gobierno nacional, durante el año, invierte, para que Mar del Plata siga creciendo y para mejorar la calidad de vida de su gente. Y todos, los marplatenses y todos los argentinos, somos capaces de mensurar lo que puede significar esto también en números. Cada turista que viene a Mar del Plata consume, en promedio, por 150 ó 200, 250 dólares, que deja en la ciudad, fuera del estadio. Para que tengamos claro lo que significa esto en actividad económica. El costo de las cosas no hay que medirlo sólo por el gasto sino por el resultado de esa inversión. La mejor manera de medir el impacto que tuvo la Copa Davis va a ser a partir de ver el impacto económico para la ciudad por la inversión, por las mejoras que significaron... Por las plazas hoteleras ocupadas, por capacidad instalada permanente para este Polideportivo, lo que le queda a este estadio, las alfombras, la iluminación, los vestuarios remodelados, las calderas... Todas esas son cosas que le quedan a Mar del Plata y a la Argentina. La puesta en valor a veces no debe medirse por cuánto puso uno o el otro, sino por el resultado económico final....

- A propósito de resultados económicos. ¿Cómo afrontará Argentina estos tiempos de crisis global?

- Este es un momento internacional especial, que para Argentina debe significar una oportunidad. Esta crisis es una chance para nuestro país, porque solamente el 19 por ciento de nuestro PBI es endeudamiento, mientras que Estados Unidos está en 114, Brasil en 40, Chile en 70. Tenemos que estar muy atentos, por ejemplo, a que la industria automotriz, que es una de las que puede estar afectada, tenga un impulso pero no para las empresas, sino para el consumidor, que los argentinos puedan contribuir al funcionamiento de la industria automotriz a partir de comprar vehículos. Esto se traduce con medidas que en muy pocos días va a anunciar la Presidenta al respecto. Se trata de mecanismos de financiamiento de corto plazo.

- Se supo hoy que el Wall Street Journal publicó que Estados Unidos, con el nuevo gobierno de Obama, evalúa reformular su sistema de pensiones y que los cambios serían similares a los de Argentina, con la estatización de los fondos de las AFJP que ya tienen media sanción en Diputados.

- Sí, nos enteramos hoy y significa un motivo de orgullo. Significa que estamos en el camino correcto. Bueno, ustedes pueden apreciar que la Presidenta fue invitada a participar en Washington de la reunión del G-20 que analiza la situación financiera mundial. El mundo está entrando en una crisis que en este momento lo que está decidiendo es quiénes pierden y nosotros tenemos que tener claro que quien puede perder es la gente, porque en definitiva no puede ser que el salvataje del sistema financiero sea a costa de más impuestos o a costa de recesión. Hay que replantear los organismos de crédito internacional, el FMI, el Banco Mundial, el BID, que van a tener que cumplir un nuevo papel, porque el mundo va a tener que tener nuevas regulaciones en el sistema financiero.

Comentá la nota