Massa desautorizó a la titular del Inadi.

Massa desautorizó a la titular del Inadi.
El jefe de Gabinete, Sergio Massa, ratificó ayer el “rechazo” del Gobierno a “todo tipo de discriminación y antisemitismo”, al tomar distancia de expresiones de la titular del Inadi, María José Lubertino, quien acusó al Estado de Israel de “violar el derecho internacional” en el conflicto en Medio Oriente.
“Me da la sensación de que fue una frase poco feliz, desafortunada. Sobre todo, porque en la Argentina logramos una convivencia entre religiones y tenemos que trabajar para mantenerla”, reflexionó Massa, al ser consultado sobre las expresiones de Lubertino.

La titular del Inadi se convirtió en blanco de críticas luego de haber declarado que “Israel violó las leyes del derecho internacional y se le vino en contra”, en un supuesto intento por explicar las recientes expresiones antisemitas registradas durante las protestas en Buenos Aires contra la invasión israelí en la Franja de Gaza.

Incluso, Sergio Burstein, miembro de Familiares y Amigos de las víctimas de AMIA, salió ayer a pedir su renuncia, aunque aclaró que lo hacía “a título personal”.

En diálogo con El Cronista,

la funcionaria había dicho anteayer que sus declaraciones “habían sido extrapoladas por los medios” y aseguró haber aclarado el tema con el embajador de Israel, Daniel Gazit, quien también se había quejado por sus dichos. Anoche, Lubertino no respondió los llamados de este diario.

Molesto, Burstein consideró que las afirmaciones de la titular del Inadi le provocan la sensación personal de que “está justificando los escraches totalmente antisemitas”. Y dijo que la frase de la funcionaria le recuerda al argumento “algo habrán hecho” por el cual se justificó el terrorismo de Estado en Argentina.

Por su parte, el vicepresidente de la DAIA, Angel Schindel, renovó ayer la presión sobre el Gobierno al reclamarle “acciones concretas” sobre los grupos que protagonizaron los escraches. Y no descartó que la DAIA lleve “en el momento oportuno” su reclamo a la presidenta Cristina Kirchner.

Anoche, el Inadi realizó una denuncia en la Justicia para que se investigue si hubo violación a la ley de discriminación en una manifestación realizada ante la AMIA y el Hotel Intercontinental, donde se produjo el escrache contra el empresario Eduardo Elsztain.

También el embajador argentino en Washington, Héctor Timerman, se sumó a la condena oficial, al opinar que “las manifestaciones que supuestamente están criticando al estado de Israel tienen un profundo antisemitismo”.

Comentá la nota