Massa defendió el canje de deuda y dijo que podrá "aumentarse la elasticidad del crédito"

El jefe de gabinete, Sergio Massa, consideró que ahora el Estado podrá "aumentar la elasticidad del crédito" para personas y empresas, mejorando las tasas y los plazos, debido a que los bancos "tienen mucha liquidez y carteras muy sanas".
Estimó que ésa sería otra de las medidas que permitirán a la economía argentina "seguir vigorosa más allá de la situación internacional".

"Uno de los defectos de nuestra economía es la poca incidencia del crédito en el PBI, lo que hoy termina siendo una ventaja", dijo a radio La Red, al señalar que ahora el sistema financiero está en condiciones de "mejorar la situación".

Según Massa, "el Estado tiene una preocupación adicional para que la gente tenga un mejor acceso al crédito al tener una tasa de referencia entre los bancos".

"Eso quiere decir que el Gobierno trabaja en un programa de manejo responsable del pago de la deuda para bajar tasas, que la gente acceda a créditos más baratos, para que las empresas, en este momento de crisis mundial, no sientan las dificultades que enfrenta hoy la gran mayoría de los países del mundo", indicó.

Según Massa, "Argentina hoy tiene un sistema financiero con carteras muy sanas, con mucha liquidez, y lo que necesita es mayor profundidad".

"Los bancos hoy tienen capacidad prestable, tienen una cartera que no tiene alto nivel de morosidad, y lo que tenemos que hacer es generar herramientas para que el ciudadano común y la empresa puedan acceder a esa liquidez que tienen los bancos a los efectos de mejorar su situación", insistió.

El funcionario precisó que "el Gobierno trabaja en un programa de manejo responsable de deudas para bajar las tasas de interés, para que la empresa pueda acceder a un crédito más barato, en un mundo que está en este momento bajo un stress financiero muy importante".

En ese sentido, dijo que con los alcances del canje voluntario de préstamos garantizados, que según anunció la presidenta Cristina Fernández obtuvo una adhesión del 97 por ciento y evita el pago de 5.400 millones de pesos en vencimientos durante 2009, Argentina "está acomodando el vencimiento de su deuda de acuerdo a la capacidad de pago y el crecimiento que tiene el país".

"Se ata este instrumento a las reglas del sistema financiero de la gente. El Estado tiene una preocupación adicional para que la gente tenga mejor acceso al crédito a partir de fijar una tasa de referencia entre los bancos, que es la tasa con la que se le presta a la gente", indicó.

Massa evaluó que "el objetivo tiene que ser cuidar el nivel de actividad, cuidar el empleo y las variables económicas. Aumentar la capacidad de crédito del ciudadano y de la empresa es, en un momento en el que el mundo tiene incapacidades de consumir a crédito, aumentar, darle elasticidad al crédito a nivel local".

"Lo que se hizo ayer fue limpiar parte de las secuelas del 2001 en la Argentina", y ahora se "regenera la confianza y abre a la Argentina posibilidades de mejorar su performance, ya no solamente en reservas y la cuenta corriente en términos de superávit comercial, sino también en términos de perfil de deuda", prosiguió.

Expresó que, con esta medida, "se tomó la decisión de darle (a la deuda) un perfil más prolongado en el tiempo, que tenga que ver con una política de Estado".

Cuando se le preguntó si así se aleja recesión, Massa respondió: "Sí, indudablemente. La mejor forma de generar actividad económica para las empresas es mejorar el perfil de crédito tanto del sector público como del privado. Darle elasticidad al crédito permite expandir el capital de trabajo a las empresas".

"Hay una poca incidencia del crédito en el PBI, sólo el 19 por ciento, y hoy termina siendo una ventaja cuando uno mira lo que pasó en otros países. Nos permite darle la posibilidad a la economía argentina de seguir vigorosa más allá de la situación internacional", aseguró.

Comentá la nota