Massa contradice a los Kirchner y minimiza los riesgos de una eventual derrota del oficialismo

Massa contradice a los Kirchner y minimiza los riesgos de una eventual derrota del oficialismo
El jefe de Gabinete, Sergio Massa, defendió el modelo económico del Gobierno nacional, pero descartó que ante una eventual derrota electoral del oficialismo en las legislativas el país retorne a la situación de crisis de 2001.

"A mi me parece que no vale la pena hacer ese tipo de especulaciones porque lo más importante de todo es pensar que Argentina tiene hoy una situación fiscal, de superávit comercial, de nivel ocupacional del mercado de trabajo que le da fortaleza para seguir adelante en el medio de esta crisis internacional fenomenal", sostuvo.

El jefe de ministros de la Casa Rosada se manifestó de este modo al ser consultado por los discursos de la presidenta Cristina Kirchner y del jefe del PJ, Néstor Kirchner, quienes advirtieron sobre el regreso de la crisis de 2001 ante la modificación de la mayoría legislativa en el Congreso nacional.

"Lo más importante es entender que hay que cuidar cada puesto de trabajo, cada empresa y todo lo conseguido en estos años", dijo Massa, en declaraciones radiales.

En tanto, defendió la postulación a diputada nacional de la actriz Nacha Guevara en la lista del Frente Justicialista para la Victoria al sostener que se trata de un "personaje de la cultura argentina involucrada a lo largo de su historia personal en la vida argentina y comprometida".

"Si hay algo que la distingue a Nacha Guevara es estar comprometida, y en algún momento le tocó estar muchos años afuera del país", destacó.

Massa expresó que una lista electoral "tiene que expresar muchas cosas, tiene que expresar un proyecto y no es solamente apilar nombres para ver si suman", al sostener que "eso es amontonar", y valoró que "lo que suma Nacha es su propia estirpe y personalidad".

"Se suma a alguien muy valioso para defender el proyecto de país que tenga integrada no solamente a la industria y a los trabajadores sino también a la cultura y el deporte", enfatizó.

El funcionario nacional evitó polemizar sobre el alineamiento del ex militar carapintada Aldo Rico a las filas del peronismo disidente, y aclaró que en su "historia personal" nunca hizo "política ni demonizando a nadie ni criticando y pisoteando a nadie, sea quien sea".

Y si bien admitió que "para muchos sectores era como una mácula que aparecía en la propuesta electoral del gobierno", destacó que "no se trata ni de denominzar ni de elogiar sino simplemente lo que hay que hacer es que la voluntad de la gente exprese qué significa uno y otro adentro de un proyecto político".

También se guardó un párrafo aparte para el destituido jefe de Gobierno porteño, Aníbal Ibarra, -contrincante del kirchnerismo en la Ciudad- al que le recomendó que "lo único que no puede hacer en política es autoengañarse".

"Cuando la sociedad a uno le pone un límite y le dice basta, por más que uno quiera generar una ficción, dura lo que tarda la gente en descubrirla", asestó, en referencia al insólito episodio que protagonizó en medio de una entrevista televisiva, donde Ibarra reclamó a un asistente que no le envíen más gente -supuestamente espontánea- a felicitarlo delante de cámara.

Comentá la nota