Masivo envenenamiento de animales silvestres por obra de estancieros

Personal policial de la comuna de Tolhuin constató un lamentable panorama de numerosas aves y animales carroñeros muertos a lo largo de la ruta complementaria A, que va desde la ruta 3 a la zona de cabo San Pablo. Suponen que estancieros envenenaron carne de guanaco como cebo para perros cimarrones, sin tomar en cuenta que esa carne sería consumida por la fauna del lugar. Zorros, chimangos, caranchos y hasta cuatro ejemplares de cóndor fueron encontrados a la vera de la ruta.
A la vera del camino podían observarse numerosos ejemplares de animales silvestres muertos, lo que llamó la atención del personal policial que inmediatamente actuó de oficio y dio parte a sus superiores.

Inmediatamente fueron trasladados desde Ushuaia efectivos de la Policía Científica, quienes realizaron tomas y constataciones en todo el sector, determinando la muerte de más de una treintena de aves de todo tipo, entre ellos chimangos, caranchos y hasta cuatro ejemplares de cóndor, así como zorros y algunos guanacos, estos últimos presumiblemente utilizados como cebos.

El origen carroñero de todas estas especies llevó a presumir que los mismos habrían comido la carne de los guanacos matados intencionalmente, con el fin de envenenar su carne para matar a perros cimarrones.

En este sentido se abrió un acta policial por la que se intenta investigar y determinar al autor de este envenenamiento masivo, presumiéndose que la maniobra podría proceder de las estancias vecinas, jaqueadas por el ataque de perros cimarrones contra el ganado ovino.

El personal policial finalmente concluyó con las actuaciones dando intervención a la Subsecretaría de Recursos Naturales de la Provincia a fin de que pueda determinar que tipo de veneno fue utilizado, y poder cuantificar las reales pérdidas ocasionadas a la fauna del lugar, ya que todos los ejemplares muertos

Comentá la nota