Masiva marcha sindical en reclamo de mejoras salariales

El ministro Bahl consideró normal y razonable el reclamo, pero cuestionó a la dirigencia gremial.

El gobierno entrerriano enfrentó ayer la manifestación más concurrida de 2009 convocada por la Intersindical para exigir una recomposición salarial y mejores condiciones de trabajo.

Unas 1.500 personas se congregaron en la explanada de Casa de Gobierno, en el centro cívico de Paraná, para demandar que el presupuesto 2010 contemple mayores partidas para Salud, Justicia y Educación. Además, los gremios realizaron un enfático repudio a la detención del sindicalista Manuel Alberto Willy Paredes, quien se encuentra detenido en la Unidad Penal N° 2 de Gualeguaychú. Incluso el secretario general de Agmer, César Baudino, atribuyó la detención del gremialista de los trabajadores de la industria frigorífica a la decisión del vicegobernador José Lauritto. "¿Saben quién es el vicegobernador?", preguntó a los manifestantes. "El que metió preso a Paredes", respondió

Los manifestantes reiteraron su reclamo al gobernador, Sergio Urribarri, para que devuelva el dinero descontado por los días de paro, disponga una recomposición salarial, mejore los edificios educativos, redistribuya las riquezas y que amplíe la inversión en Salud y Justicia entre otros pedidos.

La llegada de los manifestantes generó un principio de escaramuza con los policías apostados en el lugar. Los uniformados impidieron que los trabajadores realizaran pintadas en las paredes del edificio. No obstante, algunos jóvenes, con los rostros tapados con remeras, pintaron consignas contra el gobierno.

A través de los altavoces, colocados a los costados de la puerta de ingreso a la Casa de Gobierno, se escucharon los reclamos de la Intersindical integrada por la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), la Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica (AMET), la Asociación Judicial de Entre Ríos (AJER), y organizaciones de menor envergadura, como la Corriente Clasista y Combativa (CCC), y un sector disidente de la actual conducción de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), más precisamente la comisión interna del hospital San Martín.

Durante el acto se leyó un documento titulado Sin distribución federal de los recursos no hay futuro para la provincia, y entre las demandas detallaron: "Una asignación universal por hijo; políticas activas para enfrentar el flagelo de la drogadicción que castiga tanto a nuestra juventud; presupuesto para el Poder Judicial, que debe contemplar partidas para la implementación del nuevo Código Procesal Penal".

También, cuestionaron el manejo de los fondos de la Administración Nacional Seguridad Social (Anses), las bajas jubilaciones y la firma de los convenios de Armonización jubilatoria entre Nación y Provincia. Asimismo criticaron a los jueces por no aportar al Iosper y los altos sueldos que cobran los legisladores provinciales.

Paro docente. El gobierno provincial informó ayer que la adhesión al paro docente no superó el 35% en las escuelas públicas. El dato surge del 65% de presentismo declarado por las autoridades del Consejo General de Educación en base a los datos oficiales, que indicaron que se presentaron a las aulas 20.668 docentes sobre un total de 32.012.

La información fue relativizada por el secretario general de Agmer, quien consideró "muy poco serio de parte del Consejo de Educación especificar la cantidad de docentes que realizaron paro, si tenemos en cuenta que de las 2.500 escuelas entrerrianas, sólo 500 poseen teléfono, entonces es muy poco serio decir con tanta precisión cuántas personas se adhirieron a la medida o no", señaló el diálogo con LT 14.

"El 2009 ha sido un año dramático para todo el mundo" , explicó el ministro Adán Bahl

El ministro de Gobierno, Adán Bahl, realizó ayer declaraciones respecto de la protesta de los estatales. "Es normal y razonable que los distintos sectores reclamen por mejoras en sus ingresos, pero que esto siempre sea en un marco de respeto a las instituciones y sobre todo, trabajando en cooperación, que es la única manera de solucionar las cuestiones pendientes y avanzar", pidió.

También sostuvo que 2009 "ha sido un año dramático para todo el mundo y muy serio para el país y para las provincias, que han tenido que hacer frente a los servicios esenciales en un contexto de caída de recursos. Pero pensamos que el año que viene los salarios podrán empezar a tener una recuperación gradual", agregó el funcionario.

Pese a esto, se preguntó qué es lo que "realmente desean" los dirigentes: "Tener una relación que lleve a generar mejores condiciones generales de trabajo o si desean enfrentarse con el gobierno", señaló.

En ese sentido, se explayó: "Nunca dejamos de reconocer que los sueldos necesitan un incremento, pero es importante reconocer también en este contexto que ningún empleado dejó de percibir sus haberes en pesos y sin atrasos, y además hemos propuesto avanzar en otros aspectos de las relaciones laborales, hasta tanto superemos la actual situación. Pensamos que el año que viene los salarios podrán empezar a tener una recuperación gradual", sostuvo.

Finalmente reiteró que 2009 "ha sido un año dramático para todo el mundo y muy serio para el país (...) Y también lo ha sido para las empresas privadas que han visto decrecer su demanda y que por lo tanto han debido también ajustar sus gastos", explicó.

"Aun así, con el esfuerzo de todos hemos podido transitarlo con la máxima normalidad posible, cumpliendo en tiempo y en forma con los haberes de cada uno de los empleados y los sectores que hacen a la cosa pública", concluyó Bahl.

Comentá la nota