Masiva convocatoria contra el hambre y la violencia En nuestra ciudad se realizo un acto en el Bº Dálmine

Una masiva adhesión ciudadana tuvo ayer en el país el minuto de silencio por "las víctimas de la violencia y el hambre", y el canto del Himno Nacional, convocado por el rabino Sergio Bergman, el sacerdote Guillermo Marcó y organizaciones sociales.
Los referentes judío y católico cumplieron con la consigna "cívica y nacional" en la explanada de la parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Wilde, localidad bonaerense donde fue asesinada la arquitecta y catequista Renata Toscano el pasado martes, cuando intentaron robarle su automóvil.

Bergman y Marcó estuvieron junto a otros religiosos y representantes de Madres del Dolor, organización que dijo acompañar "el reclamo legítimo de los vecinos de Wilde y de todos los habitantes del país en busca de paz".

Tras entonar el Himno con las manos unidas y un cerrado aplauso, los vecinos reunidos en Wilde, arengados por Bergman, gritaron un "¡viva la patria!".

A las 21 en punto, como estaba previsto, el silencio se escuchó en diversos puntos del país.

El reclamo silencioso fue organizado por Diálogo Ciudadano, Red Solidaria y Argentina Ciudadana, se replicó en parroquias y sinagogas de todo el país, donde miles de fieles se reunieron para pedir paz, justicia y "no violencia".

En Campana convocados por la Asociación de Vecinos del Barrio Dálmine familias se reunieron a la misma hora frente a la plazoleta del mismo, con velas encendidas

Según esas organizaciones, la convocatoria ciudadana fue "masiva" en distintas capitales provinciales y ciudades como Mar del Plata, Tandil o Río Cuarto.

Comentá la nota