En marzo todos los remises estarán sin fajas y con obleas en las puertas

En la Autoridad Metropolitana de Transporte tienen la intención de concluir durante este mes con la colocación de las obleas identificatorias de los vehículos que trabajan en el servicio de remis, según está establecido en la resolución del organismo del 17 de diciembre del año pasado.
Esa resolución reglamentó el servicio público de transporte de pasajeros impropio, es decir taxis y remises y en uno de sus artículos elimina las tradicionales fajas identificatorias con la publicidad comercial que los remises tienen en el parabrisas y la luneta

Las obleas que se empezaron a colocar ayer en ambas puertas delanteras llevan la palabra remis con letras rojas, el número de licencia, el logotipo de la AMT y el número 0800-444-7400, gratuito para los usuarios y no contienen elementos publicitarios.

Las fajas que se empezarán a quitar progresivamente hacen fácilmente identificables al remis en la calle, circunstancia que es motivo de objeción por parte de los taxistas. Principalmente los que están agrupados en la filial local de la Federación Argentina de Conductores de Taxis, vienen exigiendo la eliminación de esas fajas, por considerar que al levantar pasajeros en las calles el remis cumple las funciones del taxi, cuando en realidad se trata de un servicio diferencial, puerta a puerta, contratado por teléfono con la agencia mediante el sistema de tarifa pactada.

Los taxistas, exigen no sólo la eliminación de las fajas que ya se resolvió, sino que sostienen en un recurso administrativo ante la AMT , que las obleas también facilitan las prácticas ilegales por parte de los remiseros y piden la individualización de los vehículos con una oblea claramente visible, pegada en el parabrisas, con el número identificatorio en la puerta delantera que permita conocer que se trata de un servicio diferencial, integrante del sistema público de transporte de pasajeros y sin elementos publicitarios.

El recurso administrativo también objeta el uso de las ticketeras y pide su reemplazo por un odómetro digital para registrar los kilómetros del vehículo.

Comentá la nota