En marzo comenzará a funcionar el Registro Único Provincial de Vivienda

“No se registrarán dos veces porque la base de datos es la misma, cada municipalidad tiene una clave de acceso”, dijo Marcelo Sampablo, vicepresidente del IPVU.
El polémico Registro Único Provincial de Vivienda y Hábitat comenzará a funcionar formalmente a partir del 1 de marzo, fecha en la que se iniciará la inscripción para adquirir una solución habitacional.

Marcelo Sampablo, vicepresidente del Instituto Provincial de Vivienda y Urbanismo (IPVU), informó que hasta fines de febrero los municipios y los organismos provinciales volcarán los datos ya existentes para crear una base previa al registro único. “Luego faltará completarla con aquellos que nunca se inscribieron para obtener una vivienda a partir de marzo”, indicó.

De esta nueva herramienta que sancionó la Legislatura en la anteúltima sesión del año pasado, con los votos del oficialismo provincial y sus aliados, sobresale la participación municipal y los criterios únicos que se implementarán al filtrar la información para adjudicar beneficiarios.

Los que tengan una necesidad habitacional –que abarca desde una vivienda, ayuda para ampliación, loteos sociales y créditos para esfuerzo propio- deberán inscribirse en el registro único, y podrán hacerlo tanto en el municipio de su ciudad como en el IPVU o la ADUS.

“No se registrarán dos veces porque la base de datos es la misma, cada municipalidad tiene una clave de acceso que le permitirá añadir inscriptos y organizarlos”, mencionó Sampablo.

El funcionario provincial, que acompaña a Herminio Balda en el organismo, manifestó que la mayoría de los municipios de la Provincia participaron de una instancia de capacitación y que ya están volcando los datos de las necesidades de los miembros de su localidad en el registro único provincial. “Para aquellos que no participaron, vamos a hacer una nueva capacitación en febrero”, dijo.

Primer paso

“Esto sirve para saber cuál es la demanda, la inscripción al registro no significa que será beneficiario de una solución habitacional”, manifestó el vicepresidente del IPVU.

El trámite de la inscripción se podrá realizar en 20 minutos. Durante los primeros tres meses se instalará una oficina especial para atender esta demanda y luego se podrán anotar constantemente. No se requerirá documentación específica para la inscripción.

“Los que ya se anotaron a otros planes serán nuevamente inscriptos de oficio, pero no significa que obtendrán ventaja del resto”, aclaró Sampablo.

El funcionario explicó que los criterios que se utilizarán para la elección de los beneficiarios están planteados en la ley pero que el IPVU está trabajando en el decreto reglamentario que lo implementará.

Criterios

“Cuando hay que adjudicar 500 viviendas y hay dos mil inscriptos hay que establecer criterios que tienen que estar escritos en el decreto reglamentarios que estamos haciendo para tenerlo terminado antes de marzo”, dijo.

Además, mencionó que no será necesaria la inscripción a través de un organismo intermedio como sucede hasta ahora, una familia podrá hacerlo sin estar afiliado a un sindicato o pertenecer a una cooperativa.

“Si queremos hacer un plan para madres solteras, establecemos eso como criterio y el sistema nos filtra la demanda para encorsetarla en esa única necesidad”, manifestó el vicepresidente del IPVU.

Soluciones habitacionales

Neuquén> La Ley Nº 2.638 que sancionó la Legislatura en su anteúltima sesión del año pasado crea el Sistema Integral de Soluciones Habitacionales que genera el marco para realizar la batería de leyes con cuatro ejes principales: el registro único, la regularización dominial, el financiamiento a través del recupero y los loteos sociales.

El Registro Único es la única que ya es ley y las otras se realizarán en este año cuando comience el período ordinario el 1 de marzo.

Los inscriptos podrán ser registrados en forma no excluyente a distintas modalidades de soluciones habitacionales, como es el plan de viviendas, los loteos sociales, las realizadas por proyectos comunitarios de ayuda mutua, esfuerzo propio y autoconstrucción asistida, o la construcción, refacción o mejoramiento de vivienda única destinada al grupo familiar.

El Registro Único tiene como fin caracterizar y cuantificar las distintas situaciones y la necesidad real de los sectores de la sociedad, como así también de las oportunidades que el Estado nacional, provincial y municipal desarrollen a este fin y listados de preadjudicatarios de operatorias en trámite y adjudicatarios de soluciones brindadas.

El segundo eje, de la regularización dominial de terrenos fiscales, privados, asentamientos informales relevados, planes realizados por el Estado o construcción privada destinada a vivienda única familiar, todavía es un proyecto que no ingresó a la Legislatura.

Al igual que una nueva normativa para el recupero y el financiamiento mediante medidas que promuevan el concepto solidario de la problemática habitacional y el Banco de Tierras-Loteos Sociales, con el fin de favorecer el acceso progresivo al lote propio por parte de sectores de la sociedad que no pueden adquirir por su propia cuenta.

Sobre este último, el sistema contendrá un componente destinado a la creación de un Banco de Tierras que articule entre el gobierno provincial y los gobiernos locales el desarrollo de políticas de loteos sociales.

Comentá la nota