Martín volvió a reclamar los fondos y criticó duramente la actitud del Gobierno del ARI

El Intendente de Río Grande lamentó los incumplimientos en que incurre el Gobierno de la provincia en el envío de los fondos de coparticipación. Pero acusó que esto es parte de los diferentes frentes de conflicto que desde el Ejecutivo todavía no se solucionan. «La Gobernadora no se está dando cuenta que llevan a la provincia de Tierra del Fuego y sus instituciones a un callejón sin salida», advirtió.
«La realidad es que existe una deuda enorme de más de 30 millones de pesos y lamentablemente esto siempre hay que discutirlo con todos los gobernadores, sea del partido que sea que hayan pasado, ningún gobernador ha intentado siquiera encausar la provincia para terminar con el déficit, esta es la triste realidad».

De esta manera el intendente Jorge Martín renovó sus críticas hacia el Gobierno provincial por los incumplimientos en el envío de fondos coparticipables, que, según entendió, son parte de una serie de frentes de conflictos que hacen a un panorama crítico que desde el Ejecutivo provincial no se solucionan. Y puso como ejemplo lo que está ocurriendo con el IPAUSS, y el envío de fondos también a la Legislatura o al Poder Judicial.

El Jefe comunal resaltó que en el marco de la actual gestión, estas situaciones deficitarias, «se acentúan de manera vertiginosa, donde es como que a la provincia no le importa este desgaste que se marca día más».

Destacó que en los últimos dos meses desde el Ministerio de Economía hubo una sistemática decisión de enviar los fondos cuando finaliza el mes, y sólo para costear el pago de sueldos, quedando a la deriva el pago a proveedores y las obligaciones del Estado municipal, afectando a la economía local.

Recordó que además está lo relacionado con los saldos definitivos, que no llegan a la ciudad desde hace muchos meses y que constituyen una retención de fondos de coparticipación, recalcó. «Quizás a algún legislador habría que hacerle recordar que todo peso que no llega al Municipio es deuda y saben los gobiernos que no les pertenece».

Entonces se preguntó: «Por qué tenemos como Municipio que ser arrastrados por el Gobierno y privar a los vecinos de los requerimientos que nos hacen porque al dinero de Río Grande se lo gasta el gobierno. Con toda la plata que le deben a la ciudad de Río Grande se financian, porque pagarán los sueldos hasta el día 17 y hasta ese entonces no recibiremos un solo peso», se lamentó Martín.

«La Gobernadora sabe que hay deuda con el Municipio de Río Grande, quizás eso no se quiera admitir, pero mañana lo tendrá que admitir porque tenemos los mismos números», insistió. En este sentido recordó que la misma discusión se había generado con los dos anteriores gobernadores y luego la Justicia le dio a la razón al Municipio.

Críticas a la falta de soluciones

En este marco, el Intendente de Río Grande advirtió que «hay una situación real que le empieza a explotar al Gobierno de Tierra del Fuego, porque si el problema es sólo con el Municipio de Río Grande, es una cosa, pero tiene problemas con la Legislatura, con el IPAUSS, con el Municipio de Ushuaia, hasta le cortan el gas en las dependencias de Gobierno. O no funciona el Gobierno, o a la Gobernadora no le dicen lo que le tienen que decir, porque no se está dando cuenta de que llevan a la provincia y sus instituciones a un callejón sin salida».

«La gran deuda del Gobierno de la provincia es que tendrían que haber abonado las cuentas desde el día en que asumieron. Pensaron que con tiempo iban a arreglar las cuentas y no lo hicieron, entonces no entiendo cuáles son los logros del Gobierno del ARI como para que toda la sociedad esté mejor», se preguntó el mandatario comunal.

Luego recordó que el ministro de Economía, Roberto Croccianelli, «me dijo que es un barco que se esta hundiendo, y yo me pregunto: ¿por qué me tengo que hundir en el mismo barco de la provincia cuando no estuve en ninguna fiesta, ni hice nada para que no le paguen al Municipio?, y ahora la desorganización de los gobiernos anteriores y el no ordenamiento del actual resulta que lo tienen que pagar los municipios», se quejó.

Incluso el Intendente criticó que «nadie del Gobierno dio una cuestión precisa, ni entre ellos mismos se ponen de acuerdo en cuanto a las opiniones que tienen», fustigó al recordar que mientras el ministro de Gobierno, Guillermo Aramburu, reconoció la legitimidad del reclamo de los municipios, el legislador Manuel Raimbault los desconoce.

«Ni entre ellos tienen un diálogo político como para que el resto de las instituciones tengamos un punto de claridad sobre lo que pasa. Lo único que se ve con claridad es que cada vez estamos peor, los municipios, el IPAUSS, los organismos de control y demás porque no llegan los fondos y no veo a nadie del Gobierno que asuma la responsabilidad de decir qué es lo que pasa en la provincia de Tierra del Fuego».

Martín evaluó que, «quizás la falta de experiencia ha hecho que el Gobierno actual no neutralice ninguna de las bombas que le dejaron, y ahora ya cuenta con bombas propias, porque al no poner los puntos sobre las íes no se asumieron los problemas y los sigue acarreando, y hace que se genere una sensación permanente de que no hay gestión».

Comentá la nota