San Martin Visita Solá arengó a la tropa

El ex gobernador bonaerense y diputado nacional electo visitó San Martín invitado por la Agrupación Peronismo Unido. Habló más de media hora en un salón de Ruta 8 y Presidente Perón. Le pegó a Kirchner y a la prensa, hubo un palo para el ivoskismo, e hizo hincapié en la unidad del peronismo.
Antes, había pasado por la sede del Partido Justicialista, donde saludó a Graciela Camaño.

La Agrupación Peronismo Unido de San Martín había invitado a Felipe Solá a visitar el distrito allá por el mes de junio. Este fue uno de los tantos espacios que quedó marginado en el armado de Unión PRO en toda la provincia, y el ex gobernador tuvo que escuchar los fuertes reclamos de la dirigente Silvana Tulli luego del cierre de listas. El ahora diputado nacional electo cumplió la promesa y dio la cara. Fue recibido con fervor peronista, con bombos y platillos, y muchas muestras de afecto. Estuvo acompañado por la senadora provincial Ester Barrionuevo, hermana del gastronómico.

En un salón de Ruta 8 y Presidente Perón aparecían los nombres de los principales referentes de la agrupación: la mencionada Tulli, Alberto Blanco, Claudia López, Jorge D`Angelo, Carlos Zubaray, y Beto Benítez. Hubo una mención para el organizador, el joven Andrés López.

"Quiero agradecer a Felipe Solá y a Ester Barrionuevo por reconocer a esta agrupación como un espacio de militantes. Fuimos una de las 600 listas impugnadas por gente que eligió la desperonización", comenzó diciendo Tulli, en clara referencia al francisquismo y el macrismo. Aún existen malos recuerdos hacia aquellos que le bajaron el pulgar a la lista que encabezó Eduardo Dragui y que nunca pudo participar de la disputa electoral. Luego, el ex gobernador hizo referencia a este tema.

Antes de llegar al lugar, Solá había visitado el Consejo de Partido Justicialista de San Martín y compartió un rato con Graciela Camaño. En ese mismo momento Néstor Kirchner estaba en Tres de Febrero con Scioli e intendentes peronistas de la primera. La Agrupación Peronismo Unido invitó a todo el PJ oficial a la actividad, y la diputada nacional consiguió que el ex gobernador haga escala en la calle 18 de diciembre antes de visitar a la tropa propia.

"Vamos a tratar de sumar a tantos compañeros desencantados luego de muchos años de trabajo. Tenemos que darle espacio a la militancia", alertó Tulli. Por su parte, la senadora Barrionuevo recordó que "San Martín era peronista y ahora está cada vez peor. Distrito que el peronismo pierde es muy difícil de recuperar". Andrés López dedicó unas palabras para criticar a la gestión local.

Antes de pronunciarse, Solá escuchó una invitación de Sergio Di Marco, secretario de prensa de Chacarita Juniors, para visitar las obras del nuevo estadio. Además de algunos representantes del club, había concejales y militancia de muchos distritos del conurbano, entre ellos Aurora Bastidas de San Isidro, y referentes de Hurlingham, Lanús, Tres de Febrero, Ezeiza, Moreno, Las Heras, Vicente López, Merlo, Ituzaingó, etc.

LAS PALABRAS DE FELIPE

De entrada, Solá tomó la posta: "Voy a tratar en el 2011 de que los últimos del 2009 sean los primeros". Con esto aseguró que trabajará para que todos aquellos que lo siguen tengan más fuerza en la batalla interna de cara a las próximas elecciones. Su armado depende de eso. Hizo referencias a esta temática durante todo su discurso, que duró más de 30 minutos. Además, resaltó el rol enérgico de Silvana Tulli en su reclamo allá por esos días de cierres caóticos.

Alimentando la liturgia, apuntando a Kirchner, el ex gobernador mencionó las "20 verdades peronistas": "El que las siente es peronista, y si no las siente puede ser presidente del Partido Justicialista, pero no peronista".

Cuestiones de la política, coincidió con el pingüino en direccionar dardos hacia la prensa: "No van a encontrar la verdad en la prensa". Varias veces repitió los intereses que manifiestan los medios, y condenó que se le apunte a la oposición y a la construcción de candidaturas desde el periodismo.

"Vienen tiempos difíciles. La única receta que tengo es la unidad. Nosotros no vamos a rechazar ninguna oferta de unidad que sea de buena fe", expresó Solá.

Luego, lanzó el único dardo de la noche para el intendente. Haciendo referencia a las más de 100 mil personas que viven en asentamientos en San Martín, "entre Buen Ayre y Camino de Cintura", dijo: "Alguna vez pregunté a la gente de Ivoskus qué hacían por todas esas personas. Me dijeron que podían ganar sin esos votos. O sea que no hacen nada".

Luego llegaron más palos para el matrimonio: "Hay una Argentina que le dijo que no a la conducción de Kirchner, y el gobierno quiere hacerse el sonso", o "¿por qué no adelantan el 10 de diciembre como adelantaron las elecciones".

Dijo que "la unidad del peronismo es la unidad de la patria"; que esto no puede ser un show de candidatos, tiene que ser un show de construcciones"; y que en la "legislatura los bloques vana funcionar unidos".

La arenga terminó con la marcha peronista y la promesa de Felipe de trabajar para que este, como otros sectores que lo siguen, no queden relegados. Remató diciendo: "Todas esas cosas que me hicieron sufrir durante la campaña, son las cosas que me hacen disfrutar ahora".

Comentá la nota