Martín Soria calificó a Lutz de "jefe de la corrupción judicial"

Roca (ADN).- El legislador Martín Soria calificó al presidente del STJ, Luis Lutz, como el jefe de la "corrupción judicial" y opinó que la designación de varios funcionarios de la Procuración General debería ser anulada inmediatamente. La grave acusación del joven legislador peronista presagia un delicado conflicto entre los miembros de los distintos poderes del Estado rionegrino.

El comunicado oficial distribuido por Soria dice:

SORIA: "EL CONCURSO TRUCHO DEBERÍA SER ANULADO INMEDIATAMENTE"

En duros términos, el legislador justicialista Martín Soria se manifestó respecto de las designaciones efectuadas en el día de ayer por el Consejo de la Magistratura de Viedma, expresando que "el haber hecho pública la lista de quienes resultarían ganadores del concurso a las 18:00 horas, sin que se hubiesen tomado siquiera las entrevistas personales a los concursantes, no fue un simple pronóstico o una predicción, muy por el contrario, era la denuncia concreta de que estábamos asistiendo a una burda farsa montada por el Gobierno de Saiz y el jefe de la corrupción judicial -Lutz-, quienes junto con la corporación de abogados Viedmenses organizaron una desfachatada maniobra para poder poner a dedo funcionarios judiciales que les garanticen impunidad después del 2011".

Recordemos que el legislador justicialista luego de un acalorado debate con los restantes miembros del Consejo, se retiró intempestivamente de la reunión, luego de que por votación se impusiera un inédito y sospechoso sistema de calificación que virtualmente cercena la posibilidad de merituar personalmente las entrevistas de los aspirantes a ocupar cargos en la Justicia Rionegrina. En torno a ello, Soria explicó, "yo no iba a legitimar con mi presencia el circo que se había montado para que el abogado de Sartor pudiese ser designado Fiscal General de la provincia, o que la abogada del ex-Ministro de Gobierno sea Defensora General, o bien, para que terminen de gratificarle a un funcional ex-dirigente opositor los servicios prestados años atrás" -en clara alusión a los Dres. Echarren, Custet y Rosso.

Por último, el legislador desafió "si los concursantes designados tuvieran un poco de ética, la misma que se requiere para ocupar tan importantes cargos judiciales, deberían ser ellos mismos los primeros en reclamar que ese concurso trucho sea inmediatamente anulado. Pero es tan obvio que son cómplices y funcionales a los delincuentes que gobiernan Río Negro que jamás se animarían a pedir algo así".

Comentá la nota