San Martín: ATE le respondió a Luz Sapag

Negaron una vinculación con el incendio y las amenazas denunciadas por la intendenta.
San Martín de los Andes > Los trabajadores municipales afiliados a la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) salieron ayer al cruce de las declaraciones realizadas por la intendenta Luz Sapag sobre la eventual responsabilidad de alguno de ellos en el incendio ocurrido en el archivo municipal a comienzos de este mes. Además, también respondieron a las denuncias realizadas por la intendenta ante diversos hechos de violencia.

Los integrantes de ATE manifestaron su "repudio a los hechos de violencia denunciados por el Ejecutivo local". Y rechazaron "sus expresiones (…), con acusaciones infundadas y de mala fe, junto a sus funcionarios que durante todo este tiempo lo único que han hecho son actos de provocación no sólo a los trabajadores sino hacia toda la comunidad".

Acusaciones

En el comunicado se afirma también que "acusar sin prueba es pretender callar a los que tenemos necesidades (..) esta actitud soberbia, irresponsable y temeraria, da claras pruebas de su incapacidad para establecer canales de diálogo fluido con contenido político resignando algunas obras, pero encarando seriamente las necesidades de su pueblo, de su comunidad y de sus vecinos que hoy necesitan decisiones claras y con alto contenido social".

Los integrantes de ATE también cargaron contra los funcionarios municipales. "Señora Luz, antes de defender tanto atorrante que tiene de funcionario le sugerimos que comience a escuchar al pueblo, a los trabajadores que son parte de donde usted vive. Le puedo asegurar, que no hubiésemos querido que se le pierda documentación y menos de su gestión, no queremos que no se escuche a los de la Vega Plana. No queremos oscuros negocios inmobiliarios, no queremos a los chicos del Ciede sin respuestas ni alternativas, no queremos gente sin vivienda, no más despilfarro en contratos poco serios", sentenciaron.

Cabe recordar que la intendenta Luz Sapag aseguró el lunes pasado que el incendio del edificio municipal fue intencional y que, además, ella y varios de sus funcionarios son objeto de amenazas y hechos de violencia en los que estaría involucrado un grupo de trabajadores municipales. Además, la jefa municipal vinculó estas cuestiones al conflicto que mantiene con un sector de los empleados municipales afiliados a ATE tras el paro ocurrido tiempo atrás y su decisión de descontar los días de paro.

Por último el comunicado afirma que "la victimización de la intendente es sólo una expresión de debilidad y desesperación de un gobierno que no cesa de buscar culpables afuera para no hacerse cargo de su pésima gestión signada por la soberbia, la descarada persecución a trabajadores municipales y la difamación de todos aquellos que no se arrastran ante su autoritarismo".

Comentá la nota