San Martin Se reparten 1500 millones en el conurbano

Clientelismo y confusión en el Programa de Cooperativas

Alejados del verdadero espíritu cooperativista, el Gobierno diseña el programa de Ingreso Social con Trabajo que bajará a través de los intendentes del Gran Buenos Aires.

Garantizará una suma fija de fondos para beneficiar a organizaciones que puedan demostrar generación de empleo. Emergencia e incertidumbre. Punteros voraces que extorsionan a la gente. Reemplazaría al actual PR.I.S de Inversión Social

El reclamo de esta mañana de diversas organizaciones sociales y cooperativas frente a la Municipalidad de San Martín puso al desnudo el uso clientelístico y la mentira que algunos dirigentes y punteros tiene con la gente más humilde.

En un claro intento de amortiguar el aumento de los índices de pobreza, más allá del Indec, la Casa Rosada imaginó un plan para dar trabajo a 100mil personas, pero hasta ahora su organización lo confunde más con un Plan Jefas y Jefes remixe de 1200 pesos cada uno que con el espíritu con que lo anunció la Presidenta el pasado 14 de Agosto.

Alicia Kirchner es la encargada de manejar estos fondos y para eso puso en ese cargo a Aldo Marconetto, responsable del Ingreso Social con Trabajo. Trabaja en conjunto con organizaciones sociales, ex piqueteras, que responden a Emilio Pérsico, Luis D’elía y Depetri, entre otros. El diputado del Frente para la Victoria Dante Dovena sería el designado para hacerse cargo a partir de diciembre.

La ministra recibe día tras día en su despacho a Intendentes interesados en poder incluir a sus cooperativas en el nuevo programa. Los barones del conurbano, siempre amenazantes en abandonar el barco para irse con el peronismo disidente o con Cobos, fueron responsabilizados por Kirchner de la derrota frente a De Narváez. Luego recompusieron relaciones porque necesitan del gobierno nacional, al igual que Scioli, para alejar el fantasma de déficit fiscal.

La confusión reina entre dirigentes, pero sobretodo, entre la gente. Hay sospecha de ser usada una vez más, con las peores prácticas del peronismo clientelar. Punteros que han pedido 15 pesos para empadronar provisoriamente a la gente y hasta amagan con quedarse con 300 por persona que se vea beneficiada por el nuevo programa.

A esto se agregan las denuncias de organizaciones ex kirchneristas, como Barrios de Pie, que ya hablan de desmanejos y discriminación. Todo ello a pesar de las promesas oficiales de transparencia sobre el reparto de dinero hechas por el Gobierno nacional.

Más allá de estas cuestiones que no son menores surgen un montón de dudas acerca de cómo se contralará a las cooperativas para que el trabajo sea efectivo y no un plan asistencialista más.

Para todo el conurbano, está previsto una cobertura para 60.000 personas. Se permitió sorpresivamente a cada cooperativa incrementar el número de beneficiarios a 60 integrantes cuando antes eran 16. En algunos territorios, hay problemas en la entrega y financiamiento de las máquinas que se implementarán para la accíon comunitaria: veredas, limpiar plazas y arroyos.

EN SAN MARTÍN

Antes de las elecciones de armaron 12 cooperativas supervisadas por Ivoskus, pero que quedaron básicamente bajo la órbita de Juan Callegher y Pablo Puebla. Ahora se extendieron a 24 con sesenta beneficiarios cada una. Casi 1000 personas recibieron hasta Abril un dinero que ahora será absorvido por el nuevo y ambicioso Plan.

El traspaso del Programa de Inversión Social al de Ingreso Social con Trabajo genera tensiones porque nadie ha explicado a la gente cómo será la transición y menos que ahora no tendrá característica de subsidio, sino que sí o sí se tendrá que trabajar arreglando escuelas, salas periféricas o sociedades de fomento.

En plan de hacer politiquería barata, punteros oficialistas y peronistas mienten a los ciudadanos haciendo creer cosas que no son verdad y las internas en todos los distritos ya están a la orden del día.

Comentá la nota