San Martin Producción en crisis Trabajadores de la fábrica Bosch reclamaron en el Concejo Deliberante

La fabrica metalúrgica Robert Bosch despidió y suspendió a casi 70 trabajadores en lo que va del año. Osvaldo Lobato y delegados gremiales se reunieron con los ediles Rodrigo, Buonsante y Hamm luego de fracasar en el intento de ser recibidos por el Intendente Ivoskus. Sospechan que la empresa se fugue a Brasil.
Un centenar de trabajadores de la fábrica metalúrgica Robert Bosh se acercaron enérgicos a la entrada del Concejo Deliberante de San Martín. Con bombos, cánticos y banderas se movilizaron para pedir que se tomen medidas que eviten que la empresa se vaya a producir a Brasil, y para que finalicen los despidos y suspensiones.

Previo a la escala en el Cuerpo Deliberativo, los trabajadores estuvieron en el Palacio Municipal, donde tenían la intención de ser recibidos por el Intendente Ricardo Ivoskus. Algo que finalmente no se produjo.

"El Intendente no nos recibió. Nos dijeron que nos iba a recibir una secretaria. Explicamos que hacía un mes veníamos pidiendo la entrevista y queríamos hablar con él y no íbamos a aceptar hablar con otra persona. Ya habíamos hecho los trámites correspondientes", explico Gerardo Robbiano, integrante de la Comisión Interna, a La Noticia Web.

El Secretario General de la UOM seccional San Martín, el concejal electo Osvaldo Lobato, participó de la jornada y fue uno de los integrantes de la reunión que se llevó a cabo con los concejales Marcelo Rodrigo de ARI-Coalición Cívica, Pedro Buonsante de PRO, y Guillermo Hamm del Frente Justicialista para la Victoria. Más tarde llegó Alberto Aguilera, y una vez terminado el encuentro aparecieron las oficialistas Cinthia Nikolov y Liliana Liberatore. La intención de los trabajadores era ser recibidos por el presidente del cuerpo, Juan Callegher, que no estaba presente el día de la fecha.

Lobato y Rodrigo hablaron con La Noticia Web luego del encuentro. "La idea de los trabajadores y del Sindicato fue que la opinión pública y la opinión política de San Martín está al tanto de lo que está pasando en Robert Bosch. Todos los indicios dicen que se va a levantar la planta para llevarla a Brasil", expresó el metalúrgico.

Luego informó que "fuimos a ver al Intendente y lamentablemente no nos atendió. Por suerte vinimos al Concejo Deliberante y un grupo de concejales escuchó a los trabajadores, que era lo que más necesitaban".

"El Intendente tendría que haber recibido a los trabajadores, que ante la desesperación de la posible pérdida de la fuente de trabajo golpean todas las puertas habidas y por haber. El Intendente, como responsable político del distrito, ya que muchos trabajadores de la Bosch viven en San Martín, simplemente los tendría que haber escuchado. Yo no se si él tiene la solución, pero tiene la real obligación de recibirlos", opinó el concejal electo Osvaldo Lobato.

Por su parte, el concejal Marcelo Rodrigo dijo que "vamos a acompañar el reclamo de los compañeros trabajadores, como lo hemos hecho con todas las empresas que nos han venido a ver, con casos de despidos o situaciones críticas. Vamos a trabajar en articular una reunión con todos los sectores de la producción de San Martín para ver de qué manera podemos interferir en algo y acompañar a la gente de Bosch".

Robbiano dijo que explicaron "la situación de la planta en el Concejo Deliberante. Los concejales se comprometieron a sacar una declaración de apoyo al problema que tenemos, y se va a citar a la Comisión de Industria para tratar el tema".

El temor de que la empresa emigre a Brasil pone en alerta a casi 250 trabajadores que se desempeñan en la metalúrgica. Además, todos están "suspendidos los días viernes. También hubo un registro de retiros voluntarios, que nosotros consideramos como despidos encubiertos, por el cual se fueron 38 compañeros. A fines del año pasado quedaron en la calle todos los que trabajaban los sábados y domingos. En total perdieron el trabajo 70 compañeros", según dijo Robbiano.

"Hicimos un reclamo en el Ministerio de Trabajo. Vamos a tener una nueva reunión la semana que viene. Y ahora vinimos al Municipio, donde pedimos hace un mes una entrevista con el Intendente para plantearle el tema. Él sabrá lo que puede hacer, él es el Intendente, yo soy solo un delegado. Vinimos a reclamar la intervención de las autoridades municipales, para que empresas como esta no se vayan de la Argentina cuando quieren. Se van a ir, van a seguir vendiendo los productos Bosch como siempre, y nosotros nos vamos a quedar sin trabajo", agregó el trabajador de la Bosch.

Comentá la nota