Martín presentó un Presupuesto "ajustado a la crisis", pero sin frenar la obra pública

El intendente anunció las proyecciones financieras para año que viene, bajo el criterio de enmarcarse en la crisis financiera provincial. El Presupuesto es de un monto aproximado de 240 millones de pesos, de los cuales 36 millones en obra pública y 4 millones serán destinados a los proyectos del Presupuesto Participativo. El jefe comunal resaltó que tras las presentaciones realizadas ante las autoridades competentes "no debería haber problemas con la recepción de los fondos".

El Ejecutivo municipal riograndense presentó el proyecto de Presupuesto 2010 ante el Concejo Deliberante, el cual ronda los 240 millones de pesos, casi similar al que rige para el presente ejercicio financiero.

El intendente Jorge Martín y el secretario de Finanzas. Paulino Rossi, ofrecieron una conferencia de prensa para brindar detalles del mismo. "Es un presupuesto austero. Nos hubiera gustado que fuera un poco más alto pero tenemos que ser austeros; tenemos que ser sinceros con nuestra sociedad, con nuestra comunidad", sostuvo el Jefe comunal.

"En el día de la fecha estamos presentando el Presupuesto 2010, un presupuesto que ronda los 240 millones de pesos, un presupuesto que prácticamente es igual al presentado el año pasado que era de 238 millones. Si bien las cosas han aumentado y se han dado incrementos, el presupuesto es prácticamente el mismo un año después", comenzó informando Martín.

El intendente recordó que "en el mes de marzo, cuando vimos que la crisis internacional afectaba a nuestro país, y que iba a afectar los recursos propios, en definitiva, el presupuesto 2009 va a terminar aproximadamente en 220 millones de pesos, por lo cual habíamos hecho las retenciones, habíamos tomado las medidas correspondientes en el mes de marzo y comenzamos a ajustar".

"Las proyecciones que tenemos para el 2010 son de 20 millones de pesos más, nos hubiera gustado que fuera un poco más alto pero tenemos que ser austeros; tenemos que ser sinceros con nuestra sociedad, con nuestra comunidad; donde el presupuesto es de 240 millones de pesos; hay 35 millones de pesos para obra pública, que es una cifra relativamente razonable porque podríamos y tenemos capacidad para hacer mucho más, y hay aproximadamente unos cuatro millones de pesos para el Presupuesto Participativo, el resto va en gasto de personal, gastos corrientes y lo correspondiente al Concejo Deliberante, el Tribunal de Cuentas Municipal y el Juzgado de Faltas", detalló.

El jefe comunal afirmó que "fuimos los únicos en tomar la crisis en serio y dijimos que debíamos achicar gastos y por ende, todas las secretarías y direcciones tuvieron que achicar sus presupuestos y sus ambiciones de trabajo, lo que nos ha permitido llegar a una situación bastante holgada. Todo esto porque tomamos las medidas correspondientes ya que si nos hubiéramos hecho los distraídos, hoy posiblemente estaríamos cerrando con un déficit muy alto".

"Este es un Presupuesto muy medido, muy controlado, de acuerdo a la situación real que atraviesa nuestro país. Por supuesto, si hay mayores ingresos para el año que viene se corregirá el presupuesto y se incluirá este incremento presupuestario. Pero preferimos ser cautos, ser austeros como lo hemos sido en estos 10 años de gestión", remarcó.

"También solicitamos que se respete, en base a lo que habíamos acordado con el Gobierno de la Provincia, los ingresos del Municipio para que nos permita a nosotros políticamente poder darle respuestas concretas a nuestra sociedad y a su vez cumplir con los compromisos de campaña que nos hicieron llegar a ganar y en definitiva poder darle respuestas a los vecinos".

Obra pública

Martín aseguró que con estos 240 millones de pesos presupuestados, "podemos cumplir en tiempo y forma con todas las responsabilidades que tiene el municipio local".

En este sentido admitió que los 35 millones de pesos destinados a obras públicas "por lo que ya conocemos y la experiencia que tenemos, prácticamente tendría que ser de entre 50 y 60 millones de pesos los recursos para obras y cumplir con todos los requisitos que necesitan los vecinos".

Consultado si se prevén obras extraordinarias o especiales para el año que viene, Martín señaló que "no tenemos pensado ese tipo de obras, prácticamente serán los mismos rubros de siempre porque es la demanda que tenemos por parte de los vecinos, como pavimentación, cordones cuneta y obras de infraestructura. Estamos terminando una obra muy importante que es la del colector Máxima Norte, que es un emprendimiento de 17 millones de pesos que nos insume muchísimo gasto y una parte que vamos a trabajar sobre el muro costanero ya que en las últimas mareas extraordinarias nos asustó la fuerza de la naturaleza que hizo que en los tramos donde no hay muros, pasara piedras y arena con el agua de mar".

"Esto da la pauta de que no estábamos equivocados cuando emprendimos la tarea no fácil del muro costanero, cuyo proyecto nos llevó muchos años para que fuera aprobado por las distintas instituciones competentes y a su vez había que contar con el dinero suficiente ante lo cual hemos tratado y hemos tramitado ante todos los organismos nacionales que nos dieran un apoyo económico para que podamos hacer el muro, esto nunca sucedió, por lo que estamos haciendo todas las obras con recursos propios del municipio", explicó.

Ante un presupuesto acotado, el jefe comunal dijo que se afianzarán todos los sistemas para que haya el menor gasto posible, "ya que todo sube; por ejemplo, los insumos para potabilizar el agua que cada año se incrementan".

Martín también resaltó que "la asistencia social nunca dejó de estar por nuestra parte. En el 2001 y 2002 cuando nos golpeó la crisis nacional, fue cuando más trabajamos y eso jamás yo dejaría de descuidar. Puedo dejar de hacer quizás una obra pública a pesar de que la obra pública es muy importante porque mueve a la sociedad y le da mucho trabajo a la gente, pero jamás dejaré de asistir a las familias necesitadas en la faz social, por supuesto, previo análisis de que efectivamente esa familia necesite esa ayuda".

Agregó que "lamentablemente este último año, cuando se han ido cerrando muchas fábricas por la crisis, las puertas de la municipalidad estuvieron siempre abiertas para atender a cada vez más gente y hemos asistido a todo el mundo en la medida que lo podíamos hacer y en base a lo que le podíamos dar, no siempre en base a lo que nos pidieron, porque sino hubiera sido realmente para unos pocos y no para todos. Se ha racionalizado y se ha acompañado a los necesitados con criterio".

Luego de la conferencia de prensa lo secretarios de Gobierno, Pablo Blanco, y de Finanzas, Paulino Rossi, se reunieron con los ediles de la ciudad para la presentación formal del proyecto que será analizado por el cuerpo deliberativo.

Comentá la nota