San Martín: optimismo empresarial de cara a la próxima temporada de verano

Desde diferentes sectores auguran un buen fin de año y un mejor 2010. Ya hay reservas y las consultas de los turistas aumentan con el paso de los días.
Hay hosterías y complejos de cabañas que cuentan con reservas ya confirmadas para enero, e incluso con el 50 % de su capacidad cubierta para lo que será fin de año.

San Martín de los Andes > La cercanía de las fiestas de fin de año y el comienzo de la temporada estival traen nuevos aires a la región.

Según indicaron algunos empresarios vinculados a la actividad turística, existe un importante número de consultas y hasta un porcentaje más que interesantes de reservas de cara al próximo verano.

Hay hosterías y complejos de cabañas que cuentan con reservas ya confirmadas para enero, e incluso con el 50 por cierto de su capacidad cubierta para lo que será fin de año.

Los empresarios señalaron que "las consultas son permanentes y hasta ya hay quienes hacen reservas, lo que da cierto optimismo de cara al verano".

De todas maneras, prefieren esperar antes de adelantar cualquier pronóstico y entregar posibles números para la temporada estival en virtud de experiencias pasadas, por caso el invierno, donde al comienzo de la temporada se auguraron cifras alentadoras pero los resultados finales no fueron los mejores.

Según afirmaciones de quienes trabajan en relación directa con el turismo, "este año los precios en Brasil no son tan competitivos. A ello se le suma que la situación en otros lugares turísticos del país -con el tema de la sequía- no es la mejor. Además, hay que tener en cuenta que existe mucha gente a la cual le gusta recorrer el país y conocer los precisos paisajes que se ofrecen".

Números similares a 2009

Por lo adelantado, las tarifas serían razonables debido a que no sufrieron un incremento respeto a la temporada pasada. Es por ello que San Martín se transforma en un destino alentador para los turistas regionales, nacionales e internacionales que escogen esta ciudad para descansar y disfrutar de sus atractivos, una zona que ofrece alternativas para todos los gustos.

Quienes desean experimentar la vida al aire libre pueden recurrir a los cámpings organizados de la zona, ubicados en algunos casos a la vera de los lagos de la región, como el Falkner, o acampar en el lago Villarino.

En tanto, para los gustosos de las cabañas, la localidad cuenta con complejos de primer nivel, a los que se les suma una gran cantidad de actividades al aire libre que ofrecen los distintos prestadores (Canopi, trekking y cabalgatas). Todo ello sin dejar de lado la posibilidad de navegar las aguas del Lácar, conociendo las playas y la villa de Quila Quina.

Mientras que para los amantes de la gastronomía, se ofrecen platos especiales preparados con trucha, ciervo y jabalí, y salsas de hongos. También para los golosos están los placeres que ofrecen las chocolaterías de la ciudad y los postres con frutas finas.

Comentá la nota