San Martin El fracaso distrital La oportunidad perdida

La elección terminó como era previsible. La gran cantidad de colectoras a concejales le impidió al Acuerdo Cívico y Social obtener representación en el Concejo Deliberante. Juntos hubieran obtenido como mínimo dos ediles. Justo las bancas que Ivoskus sumó para llevarse media docena de las que se pusieron en juego el domingo. ¿Miopía, complicidad o dirigentes que no estuvieran a la altura de las circunstancias?
Había que hablar con cada uno de los sectores para ver lo increíble. Se entusiasmaban, de daban inyecciones de confianza para soñar que el milagro era posible. Traducir los votos de Stolbizer y Alfonsín en al menos un 8% para que el GEN, el ARI, el Socialismo o la UCR-alguno de ellos- metiera dos concejales. Como lo logró Iuzzolino en Tres de Febrero, por ejemplo.

Si eso hubiera sucedido, el Intendente habría resignado una o dos bancas y la otra se la habrían arrebatado a Unión-Pro. La de Carosio, precisamente.

Margarita Stolbizer obtuvo en San Martín 45.155 votos, es decir un 22,58% y las listas colectoras sumadas más del 16 %

Detalle

UNION CIVICA RADICAL (UCR) 11.638 Votos (5,95%)

AFIRM. P/UNA REPUBLICA IGUALITARIA (ARI) 9.661 Votos (4,94%)

GEN 7.111 Votos (3,64%)

SOCIALISTA 5.404 Votos (2,76%)

De la lectura de resultados se infiere, casi con seguridad, ese corte favoreció la lista ganadora de Daniel Ivoskus. Pero si no hubieran primado las mezquindades ya analizadas por LaNoticiaWeb en anteriores oportunidades, el Acuerdo en San Martín hubiera salido tercero, delante de la lista del PJ y dos bancas hubieran correspondido directamente a los candidatos de este espacio político.

¿Pero qué pasó para que se haya cometido semejante torpeza política?

Podríamos decir que los más antiguos en este espacio son los ediles del ARI, quienes de repente vieron, sin agrado, que al espacio llegaban radicales, socialistas y sobretodo oportunistas que intentaban sumarse al grupo por las alianzas nacionales y provinciales que configuraban sus referentes políticos.

Ricardo Ivoskus dejó las filas de Carrió a finales de 2006. Sin embargo, por acción u omisión ha digitado la política electoral del ARI a nivel local en las dos elecciones que se sucedieron. O quienes quedaron en el Desacuerdo no tuvieron la capacidad de hacer crecer el espacio o de cuidarlo.

El vicepresidente del Concejo, Marcelo Rodrigo declaró hace unas semanas: "Se metió una mano negra en el cierre de listas", pero no supo decir quién era o no se animó.

Como por arte de magia, florecían colectoras, se privilegiaban intereses personales y hasta se armaron listas para impedir la Unidad. Con resultados cantados que están a la vista. "Coco" Blanco se hizo cobista de la primera hora y Pagella se plantó como Pino Solanas, pero con menos éxito. Resulta infantil no darse cuenta que a dirigentes municipales que viene del radicalismo, no les quede algún contacto o algún teléfono en su agenda.

Stolbizer ya había hecho guiños a finales del año pasado para que Ivoskus retornara a la Coalición Cívica y damos fe que no hizo nada para que la unidad fuera posible en el cierre de listas. Es más, aceptó como candidato a Cachi Rodríguez a sugerencia de su jefe de campaña Roberto Mionis, entonces funcionario de Ivoskus. Cuando Sergio Canzonetta vio esto, dio un paso al costado.

ANTECEDENTES

Recordemos que en el 2007, el dirigente, conocido como "Perico", hizo lo imposible para lograr que Carrió y Margarita tuvieran su lista local. Cuando Patricia Bullrich quiso intervenir , le dijeron que no se metiera y todo quedó en la nada.

Es decir, Rodrigo integró una boleta vecinal que fue en el enganche con Cristina Kirchner con la anuencia de sus máximos referentes. Increíble, pero real. En ese momento Canzonetta también vio una mano negra, pero

Rodrigo no se quejó. ¿El resultado?, más de 30.000 votos en BLANCO a nivel MUNICIPAL. Un 23% del total, algo inédito. Nunca visto hasta entonces

A los meses, Marcelo Rodrigo junto a Pagella y Aguilera, partían el bloque, algo que nunca le cayó bien al oficialismo.Sobretodo a los Ivoskus, porque Juan Callegher siempre se mostró más comprensivo.

La venganza parece que no tardó en llegar y los fundadores del ARI en San Martín terminaron como otros ex aliados. La lista es larga, recuerden: Carusso, Oliver, Alonso, Cristani, De Vita, Buglioni y ahora ellos.

Parece difícil arremeter contra el "Lituano", sobretodo cuando no se tiene un proyecto de poder alternativo. Que es lo que le está faltando al Acuerdo en San Martín. Ivoskus sabe que tarde o temprano, lo van a volver a buscar porque Kirchner ya fue.

Podrán ser Margarita, Ricardito, Scioli o De Narváez, pero él aguarda tranquilo…

Comentá la nota