Martillazos y bronca en el corte de la ruta en Gualeguaychú

Una pareja la emprendió a golpes contra todo lo que se le cruzaba. Cruzaron el puente.
GUALEGUAYCHU, ene 18 (DyN) - Una pareja que viajaba en un automóvil rompió hoy a martillazos la barrera que obstaculiza el paso en el puente internacional, agredió a ambientalistas y logró pasar a Uruguay.

El hecho fue dado a conocer por los asambleístas de Gualeguaychú que cortan el puente internacional en protesta por el funcionamiento de la pastera Botnia, en la ciudad uruguaya de Fray Bentos.

La Asamblea Ambiental de Gualeguaychú denunció que esta mañana una pareja logró cruzar el corte de ruta instalado en el paraje Arroyo Verde rumbo a Uruguay.

La organización aseguró haber descubierto que decenas de vehículos "burlaron" el último fin de semana el piquete, evitándolo a través de un camino rural cercano, presuntamente con autorización de los dueños o encargados de una estancia.

La Asamblea denunció que esta mañana una pareja de entre 30 y 40 años, que viajaba en un automóvil Fiat Duna, junto a un menor de edad, llegó hasta el corte para exigir cruzar hacia Uruguay.

Cuando los manifestantes que realizaban hoy la guardia les impidieron el paso, el hombre habría tomado un martillo y destrozado la barrera instalada en la ruta 136, en tanto que la mujer "agarró de los pelos y golpeó en la cara" a la asambleísta Alejandra Crimella, aseguró Sira Muñoz, integrante de ese sector a radio Máxima de Gualeguaychú. "Estaban sacados, empezaron a romper todo queriendo pasar y la mujer, a pesar de ser delgada, tenía una fuerza increíble", relató la asambleísta Muñoz.

Si bien intervinieron cinco gendarmes, agregó, el automóvil logró pasar por la barrera rota. Por su parte, el diario El Día de Gualeguaychú informó hoy que un grupo de asambleístas se apostó en la zona el último fin de semana y constató el paso de vehículos por un establecimiento rural que les permitía evitar el corte.

"Llegaban los autos hasta la tranquera, alguien se bajaba, metía la mano en un lugar determinado y sacaba una llave con la que abría el candado, pasaban, cerraban y volvían a guardar la llave", relató el asambleísta Gustavo Rivollier. Ese método demostró, dijo, que "estaba todo muy bien acordado, porque todos sabían dónde estaba la llave para abrir el candado y una vez que pasaban la volvían a dejar en el mismo lugar".

"La Asamblea no dejó pasar a nadie. Por el corte de ArroyoVerde no cruzó ningún vehículo, lo hicieron a través de ese campo", sostuvo Rivollier, descartando así las especulaciones surgidas en Uruguay respecto de la supuesta discrecionalidad de los ambientalistas para dejar pasar viajeros por el corte.

En ese sentido, el diario La República de Montevideo, advirtió en su edición de hoy que cada militante de la Asamblea que cumple guardia en el piquete "aplica criterios distintos" y estaría permitiendo el paso de algunos vehículos hacia la frontera y evitando el de otros.

Comentá la nota