Martearena, ratificado al frente de la causa Cadillacs

Martearena, ratificado al frente de la causa Cadillacs
Un juez rechazó los dos pedidos de recusación contra el fiscal. Ahora, avanzará sobre vínculos de un detenido.
El fiscal especial Eduardo Martearena reactivó la causa por el subsidio de $ 315.000 que el Gobierno pagó a una empresa productora de espectáculos para que realizara el concierto de Los Fabulosos Cadillacs, luego de que el juez de garantías Aníbal Crivelli desestimara los dos pedidos de recusación que pesaban en su contra.

Ahora, Martearena se alista para acelerar la investigación que sigue por fraude a la administración pública y en la que hay, hasta el momento, nueve imputados: el secretario de Turismo Luis Böhm; el jefe de asesores del Gobernador, Raúl Leiva, y seis personas vinculadas a la productora.

"Que se agarren", dicen en el palacio tribunalicio que se escuchó decir al fiscal. "Estaba a la espera de una resolución sobre las recusación antes de continuar", dijeron fuentes judiciales,

Martearena pudo sortear, tras la definición de ayer, tres pedidos para apartarlo de la investigación. El primero fue un recurso por incompetencia que plantearon los abogados de la productora (le endilgaban que no estaba de turno al momento de producirse el supuesto ilícito) y después dos recusaciones por adelantar opinión en declaraciones periodísticas y falta de imparcialidad (una de los mismos abogados y otra presentada por la defensa de Leiva).

El juez Crivelli tras escuchar los alegatos de ambas partes, en menos de 24 horas emitió un dictamen que se conoció en la mañana de ayer. Según resolvió el magistrado, Martearena no incurrió en ningún acto irregular y de esta manera lo habilitó para proseguir al frente de la causa.

En esta suerte de segunda etapa judicial, el fiscal apunta a dilucidar la vinculación que tendría Oscar Alfredo Morales Bustos con la banda. El sujeto, que se convirtió en el noveno imputado y fue detenido el viernes en San Juan, hizo alarde de una supuesta representación de los Cadillacs en el territorio mendocino y lo plasmó en una carta poder, certificada por la escribana Marcela Vargas, que extendió a Pedro Infante para que éste pudiera cobrar el dinero que aportó el Estado mendocino.

Además, el fiscal pretende establecer fehacientemente la relación que tendría Morales con los empresarios sanjuaninos que forman parte de Offside (Belisario Albarracín y José Luis Battías) y también están imputados.

Dentro del paquete de acciones judiciales que están nuevamente en marcha, se prevé agilizar las citaciones giradas fuera de la provincia, que incluyen al manager de los Fabulosos como así también a los integrantes de la productora T4F que posee los derechos económicos de los Cadillacs en el retorno a los escenarios.

El escándalo por el aporte oficial a una productora privada tiene repercusiones múltiples. La más notoria es la faceta judicial con nueve personas imputadas entre autor, partícipes o instigadores para cometer fraude al Estado, pero también tiene connotaciones netamente políticas.

Así fue como uno de los actores que intervino en el proceso administrativo renunció. Fernando Nardi, director de Administración de la Secretaría de Turismo, presentó su dimisión al cargo que se hizo efectiva el 31 de agosto. El cuñado Bhöm fue quien redactó la nota inicial (según relató a los senadores, por una orden que llegó desde el cuarto piso de la Casa de Gobierno) y con ella se motorizó el cuestionado expediente que concluyó el pago del subsidio.

Comentá la nota