Martearena cree que Pablo Cazabán lo acusó por el caso "Cadillacs"

El fiscal especial Eduardo Martearena se presentó ayer a declarar en una causa en la que se lo investiga por una presunta falsificación de otra denuncia que está investigando. El funcionario relacionó el asunto con el "caso Cadillacs" y apuntó como artífice directo al abogado Pablo Cazabán, hermano del secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán.
"¿Qué pienso de la denuncia? Me denuncia un imputado con el patrocinio de un abogado (Guillermo Gorelik) y otro que no firma y que está dando vueltas por ahí... Esto no se puede disociar de la causa de los Cadillacs. El otro abogado que anda por allí es el señor Pablo Cazabán", afirmó el fiscal.

En julio pasado, el fiscal recibió una denuncia anónima que advertía sobre un presunto robo de tickets de combustible en el Ministerio de Seguridad.

Ahora, según denuncia uno de los imputados -el ciudadano chileno Pedro Fuenzalida, empleado de una estación de servicio- Martearena habría fraguado una segunda denuncia anónima ya que la primera no habría prosperado al toparse con la negativa de una jueza para permitirle intervenir un teléfono.

Ayer, Martearena se presentó espontáneamente ante la oficina de la fiscal capitalina Virginia Rumbo, quien investiga la causa que está caratulada como falsificación de instrumento público y abuso de autoridad. Al salir resumió el asunto de la siguiente forma: "Pierdo objetividad al decirlo pero para mí esto es una estupidez", sostuvo el funcionario público que se presentó a la cita "armado" con un volumen del Código Procesal Penal.

Al ritmo de los Cadillacs

Martearena relacionó a Pablo Cazabán afirmando que el abogado representa al expendedor de combustible imputado, aunque la denuncia la presentó Gorelik. Y, por otra parte Cazabán, "siempre ha estado presente en la causa de los Cadillacs. Pagó la fotocopia certificada de la recusación que se me hizo".

"¿Con que propósito fraguaría una denuncia? Es una locura: yo soy fiscal, puedo investigar de oficio, no me hace falta falsificar nada de nada", explicó. Por último indicó que cuando el proceso termine, podría demandar a todas las personas relacionadas con el expediente.

Los Andes consultó a Pablo Cazabán y el abogado prefirió no referirse al tema

Comentá la nota