Marta Osorio, la diputada que no habló en más de dos años

Una lista elaborada a partir del trabajo de los taquígrafos de la Cámara de Diputados de la Nación volvió a mostrar que la ahora ex legisladora no emitió palabra en el recinto durante 2009. Baladrón, el primero entre los pampeanos.
La pampeana Marta Osorio no será destacada por su locuacidad al momento en que se recuerden sus ocho años de gestión como diputada nacional. Al menos, eso es lo que arrojan las estadísticas que todos los años revela el Semanario Parlamentario a partir del trabajo de los taquígrafos del parlamento nacional. Es que la piquense, al igual que en 2008, no habló en el recinto durante 2009. Y su última intervención se remonta al período 2007, cuando dijo cuatro palabras: "voto por la afirmativa".

Los otros legisladores pampeanos sí tuvieron participación, aunque sin excederse. Dentro del ranking que encabeza el presidente de la bancada oficialista, el santafesino Agustín Rossi (19.759 palabras), aparece en el 90º puesto el justicialista Manuel Justo Baladrón con 2.733 palabras. "Manolo" tuvo un alto perfil este año como presidente de la Comisión de Comunicación y en medio del debate por la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, lo que le valió un lugar en el órgano de aplicación de la normativa una vez finalizado su mandato.

En el lugar 100 de la lista aparece Adriana García, quien está en las filas del peronismo "anti-K", con 2.089 palabras. Los representantes del radicalismo están algo más abajo: Daniel Kroneberger (quien en 2007 tampoco emitió palabra) está 172º con unas módicas 526 palabras y Eduardo Federico Kenny figura 180º con 411 palabras pronunciadas durante 2009.

Sólo García y Kenny continúan tras el recambio de diciembre. Y aunque otros legisladores asumidos después de esa fecha sí han hablado y figuran en el ranking (entre ellos, Elisa Carrió, Martín Sabbatella y la chaqueña Sandra Mendoza), los "nuevos" pampeanos no se estrenaron aún. Por eso ni los justicialistas María Cristina Regazzoli y Roberto Robledo, ni el radical Ulises Forte, figuran en este conteo.

Pocas intervenciones.

El caso de la piquense Osorio es por demás particular. En casi ocho años de actuación legislativa sólo habló en siete oportunidades, de las cuales dos fueron parte de sus juramentos. Ingresó a la cámara baja en 2001 de la mano del marinismo y alcanzó su segundo mandato cuando consiguió su reelección cuatro años después, junto a Manuel Baladrón.

Entre sus intervenciones en el recinto figuran dos homenajes. Uno realizado en el 2004, cuando recordó en la duodécima sesión ordinaria al ex-presidente Juan Domingo Perón. Dos años después, realizó otra conmemoración: fue para el Día Internacional de la Mujer, cuando dedicó parte de su alocución a la vida política de Eva Duarte. Su intervención más importante se remonta hacia 2005, cuando en la sexta sesión solicitó la palabra para referirse a la modificación de la ley de estupefacientes. El último registro de la voz de la diputada en el recinto es de 2007, con sólo cuatro palabras. Desde aquella sesión no hubo por parte de Osorio más intervenciones.

El dato más curioso, dentro del informe del Semanario Parlamentario, es el que tiene que ver con el kirchnerista Carlos Kunkel, de quien todas las palabras que los taquígrafos registraron fueron las lanzadas contra su par Omar De Marchi: "¡Estás mintiendo! Respondé la pregunta que te hicieron", le gritó.

Es alta la cantidad de diputados que no hablaron durante el año: 55, equivalente a un 21,15 por ciento de los integrantes del cuerpo. Y entre ellos, uno que fuera del recinto ha demostrado ser un verdadero "político mediático": Francisco De Narváez. Y no sólo eso, sino que el empresario de origen colombiano lleva tres años sin hablar dentro en las sesiones, estadística compartida con sus colegas José Luis Barrionuevo, Hugo Cuevas, Héctor Porto y Juan Carlos Sluga, aunque los tres últimos lo superan porque no hablaron desde que asumieron en 2006. Cómo se ve, Osorio en este rubro no estuvo sola.

Comentá la nota