Marta Herrera: la jueza catamarqueña que frenó el uso de las reservas

Tiene una prestigiosa trayectoria judicial. Actuó en casos resonantes de la vida política nacional.
Marta Herrera, una de las juezas que prohibió el uso de las reservas del Banco Central y reivindicó el rol del Congreso de la Nación, es una catamarqueña de extensa trayectoria y destacada actuación en la Justicia. Fue protagonista de casos judiciales resonantes como la condena al jefe montonero Mario Firmenich y actuó en momentos neurálgicos de nuestra historia nacional como la privatización de los aeropuertos, el corralito en el 2002 y hasta en la resolución 125 que establecía retenciones para las exportaciones agropecuarias.

Integra la Cámara de Apelaciones del fuero Contencioso Administrativo, un área que revisa los actos del poder y a trascender a los embates de distintas gestiones del Poder Ejecutivo Nacional.

Aunque prefiere reservar su edad, sólo revela que le falta poco para jubilarse. Hace ya varios años que está radicada en Buenos Aires pero se define como una amante de su tierra natal a la que regresa con frecuencia para visitar a su padre. Su hogar paterno fue en la calle Prado al 800. Su padre todavía vive en esta ciudad, fue director administrativo del ex Hospital San Juan Bautista. Su madre, de apellido Natella, falleció hace varios años atrás. Tiene dos hermanas, una de ellas María Elena , que administra el Hotel Arenales junto a su marido.

Sus amigos más cercanos la recuerdan como una "alumna brillante", egresada de la escuela Normal Clara J. Armstrong. Partió a estudiar abogacía en la Universidad de Buenos Aires y simultáneamente ingresó en el Poder Judicial donde completó toda la carrera. Realizó estudios de posgrado en la Argentina y en el exterior.

En sus inicios actuó en el fuero Penal federal durante 8 años. Después fue secretaria de primera instancia en el fuero Contencioso Administrativo, juez Contencioso Administrativo, camarista en la Cámara Federal de San Martín con competencia Penal, Civil, Comercial y Contencioso Administrativo. Luego camarista en el fuero Contencioso Administrativo, cargo que ha ocupado en los últimos 15 años. En el tribunal de San Martín Condenó al jefe Montonero Mario Firmenich, extraditado desde Brasil, a 30 años de prisión por el secuestro de los hermanos Born. En el mismo tribunal condenó a los 20 integrantes del Movimiento Todos por la Patria que atacaron el cuartel de La Tablada. "Fue un juicio oral muy complicado", recordó

Herrera junto otros jueces de la Cámara en lo Contencioso Administrativo anularon el decreto por el cual el gobierno de Carlos Saúl Menem privatizó los aeropuertos de la Argentina . En el 2002 falló contra la "ley tapón" por la cual el gobierno de Eduardo Duhalde buscaba impedir la salida de depósitos bancarios inmovilizados por el corralito, y en 2008 concedió indemnizaciones a familiares de víctimas del atentado contra la AMIA, argumentando que "el Estado fue el principal encubridor" del ataque contra la mutual judía.

Es madre de una hija abogada y abuela de una nieta de 4 años que por estos días veranea en Catamarca. Por esa íntima relación que mantiene con su tierra natal construyó una casa en Las Juntas.

Fuentes consultadas por este medio la definen como "la mejor embajadora de Catamarca" por su distinguida actuación judicial. Además porque desde Buenos Aires acompaña a los artistas que se presentan ya que tiene inclinación por el folclore local.

"Me siento tranquila, he resuelto conforme a lo que creo que corresponde"

"Nunca perdí mi relación con Catamarca. Siempre voy a Las Juntas donde tengo una casa y obviamente a visitar a mi papá. Para serle sincera cada día que pasa yo me siento más catamarqueña. Nunca perdí mi amor por la provincia", dijo la doctora Herrera en diálogo con EL ANCASTI.

- ¿ Cómo vivió tener que impartir justicia en un caso tan polémico para el país?

- Los temas que generalmente se manejan en el fuero Contencioso Administrativo son temas muy importantes para la vida de la República. Éste es un tema muy sensible. Es un paso que he resuelto con toda la tranquilidad con la que enfrento estos temas. Me siento completamente tranquila porque he resuelto conforme a lo que creo que corresponde. Tenemos una jurisprudencia de mucho tiempo, muy reiterada respecto de estos temas. Había ya antecedentes respecto de los decretos de necesidad y urgencia, al libre juego de los poderes en el país. De modo que tenía que remitirme a mis fallos anteriores, no es un tema que tenga que ver por primera vez.

- Se generó un debate respecto a si la sentencia implica un desplazamiento de Martín Redrado en el Banco Central. ¿Cuál sería el alcance?

-Ése es un tema de interpretación de las partes. En realidad no podría decir más de lo que hemos dicho en el fallo. Desde mi perspectiva está claro. Pero bueno las interpretaciones siempre quedan a criterio de las partes. Nosotros hemos dicho en la sentencia que el Poder Ejecutivo al convocar al Poder Legislativo ha comenzado a sanear la irregularidad que tenía el decreto de necesidad y urgencia que determinó que la doctora Sarmiento hiciera lugar a la medida cautelar. Nuestra decisión está fundada en que consideramos que al estar funcionando el Poder Legislativo- que es el que tiene que revisar la actuación del Poder Ejecutivo- consideramos que el libre juego de estos dos poderes, primero el Legislativo y posteriormente la interpretación que haga la Presidenta de lo que le aconseje la Comisión Bicameral determinará lo que se resuelva

-¿ Le teme a la reacción adversa del Poder Ejecutivo como ocurrió con la doctora Sarmiento?

-No. Para nada. Nosotros hemos resuelto con total tranquilidad. No ha habido ningún tipo de interferencia ni nada.

EL ALCANCE DEL FALLO

 La trascendencia del fallo de la Cámara en lo Contencioso Administrativo va más allá del uso de las reservas del Banco Central. La sentencia delimitó cuáles son las razones extraordinarias que justifican que la Presidenta emita un decreto de necesidad y urgencia (DNU) sin consultar al Congreso.

- Advierte el fallo que no puede justificarse el dictado de un DNU sólo mencionando su urgencia y necesidad, sino que se requiere que la situación sea de una entidad suficiente como para impedir seguir los trámites legales ordinarios, como un conflicto bélico o un desastre natural.

- Menciona que no estaban dadas las condiciones de excepcionalidad que justificaran el decreto. Y que el Ejecutivo no mencionó en qué fecha de 2010 vence la primera cuota de los pagos de la deuda pública del Tesoro para justificar la urgencia.

 El fallo señala que la continuidad o no de Martín Redrado al frente del Banco Central debe ser resuelta por el Congreso y el Poder Ejecutivo.

 También especifica que el Gobierno debía abstenerse de nombrar a otro jefe permanente del Banco Central hasta que se cumpla el proceso de consulta al Parlamento.

 Subraya que el Ejecutivo puede ejercer legítimamente facultades legislativas que le son esencialmente ajenas sólo si las cámaras del Congreso no pueden reunirse por circunstancias de fuerza mayor que lo impidan, como ocurrirá en caso de acciones bélicas o desastres naturales, o que la sitaución que requiera solución legislativa sea de una urgencia tal que deba ser solucionada inmediatamente en un plazo incompatible con el que demanda el trámite normal de las leyes.

Comentá la nota