Marsó dijo que peligra el turismo en Colón

Por el avance el Río Uruguay, hay unas 500 personas evacuadas y autoevacuadas en Colón. La tormenta del domingo afectó unas 60 viviendas, pero la gente ya retornó a sus hogares. El intendente Hugo Marsó, dijo que "no hay ninguna expectativa" para el turismo si se mantiene la actual situación. En cambio, si bajan las aguas "en 10 o 15 días ponemos la ciudad en condiciones".
Unas 60 viviendas y casillas resultaron afectadas ayer por el temporal de agua, viento y granizo. El principal problema, según refirió el jefe comunal, se debió a la altura del río Uruguay que impidió que el agua de lluvia escurriera rápidamente, por lo que ingresó a las viviendas, mojó colchones y demás elementos. Fueron 64 mm en 40 minutos, pero "cuando se fue el agua la gente se quiso quedar en su casa".

El Municipio asistió con "reservas que, por supuesto, no quedó nada", y ahora están cargando camiones con mercadería desde Concordia, para continuar brindado ayuda a los damnificados. En la ciudad, no se vieron afectados los establecimientos educativos. "El río viene creciendo y mañana vamos a tener más agua. En cuanto a los pronósticos de lluvia, que son poco alentadores, esperemos que fallen", sostuvo el intendente. "Alojados en el centro comunitario tenemos sólo 80 personas, porque como Colón es una ciudad que tiene mucha capacidad turística, los que tuvieron que dejar sus casas se refugian en casa de familiares", precisó.

Comentá la nota