Los marplatenses piden penas más severas para combatir la inseguridad

Cada vez más gente responsabiliza a la Justicia por la falta de soluciones. Un 80% se inclinó por la baja de edad de imputabilidad de los menores que delinquen, pero sólo 19% abogó por la aplicación de la pena de muerte para delitos aberrantes.

Seguramente sensibilizada por los últimos hechos de sangre ocurridos en la ciudad y otros en el conurbano bonaerense, más la instalación del tema a nivel de los medios nacionales con un contrapunto entre la Presidenta de la Nación y una jueza de la Corte Suprema, más de 7 de cada 10 marplatenses consideraron que la inseguridad es el principal problema que sufren en estos tiempos, muy por encima de otros como el trabajo y la situación económica, o la educación y la salud.

Pero además, en comparación con los dos años inmediatos anteriores, cada vez son más los entrevistados que opinan que la mayor cuota de responsabilidad por la falta de soluciones a la reiteración de hechos delictivos le cabe al accionar de la Justicia, en particular a la que atiende los casos de menores, mientras va decreciendo la cantidad de quienes consideran que la falla principal es de los políticos y las leyes o incluso de la policía.

Merece destacarse también que casi 40% de los marplatenses encuestados se inclinó por el endurecimiento de penas y el 80% por la baja de edad de imputabilidad de los menores que delinquen. Pero solamente 19% abogó por la aplicación de la pena de muerte para delitos aberrantes. Además, poco más de 25% consideró que no deben morigerarse las penas que se aplican, mientras que para el 11% basta con la legislación actual para combatir a los delincuentes.

Estos datos surgen de una encuesta de opinión realizada para LA CAPITAL por el Instituto Promocional Argentino (IPA) que dirige Mauro Palumbo, que se actualiza cada año desde 2007 a la fecha. A propósito de las respuestas más salientes del presente trabajo, Palumbo comentó que "el alto porcentaje de reclamo poblacional por la seguridad en el orden local, es extensiva a los niveles provincial y nacional, y las características coincidentes de los encuestado es que debe darse tratamiento urgente a este problema".

Párrafo aparte, amerita un sitio destacado entre las respuestas la revelación de que casi 74% de los entrevistados o algún allegado o familiar aseguró haber sido víctima de hechos delictivos en los últimos 5 años, una cifra que supera en mucho la cantidad de denuncias policías de robos o agresiones físicas que se reciben en las comisarías pero que se acerca bastante a lo que es la percepción popular sobre esta cuestión.

La encuesta de IPA fue realizada con una muestra de 400 casos, con residentes en el partido de General Pueyrredon, entre el 15 de febrero y el 4 de este mes (ver ficha técnica, aparte).

Principales respuestas

A la pregunta de cuál problema le preocupa en mayor medida, entre varias opciones, 72,5% de los encuestados opinó que es la inseguridad, casi 12% más que hace dos años y 9% más que en 2008. En tanto, otros problemas como los derivados del trabajo y la situación económica fueron destacados por 15,1% del universo encuestado (también creció respecto de los años anteriores pero menos) y fueron 10,9% quienes opinaron que la preocupación principal pasa por la educación o la salud (cuadro 1).

"Los problemas de inseguridad que sienten los encuestados prevalece notablemente sobre el resto de sus preocupaciones y los porcentajes aumentaron con relación a la encuestas anteriores, correlativamente con el reclamo de una solución inmediata a esta situación", comentó Palumbo a propósito de este punto.

En cuanto a quién consideran los entrevistados que debería responsabilizarse por mejorar la seguridad, aquí se observa un cambio significativo con relación a 2007 y 2008: ahora, febrero-marzo de 2009, la mayoría de los reclamos apuntan a la Justicia, aunque en nivel muy parejo con las leyes y los gobernantes. Hace dos años (55,3%) y aún en 2008 (48,5%), la mitad del público responsabilizaba a gobernantes y legisladores por la falta de soluciones al problema de la inseguridad, mientras que ahora son 4 de cada 10 los que sostienen esa postura. En cambio, los que responsabilizan a los funcionarios judiciales eran nada más que 22,4% dos años atrás y habían subido a 30,7% el año pasado, pero pasaron ahora a representar casi 41% de la muestra censada.

Hay allí una clara tendencia de transferencia de responsabilidad del poder político al poder judicial, aunque entre ambos siguen concitando más de 8 opiniones negativas de cada 10.

Para el público entrevistado, el grado de responsabilidad de la fuerza policial en el combate al delito sigue siendo menor en comparación con los anteriores e incluso ha decrecido: de 21,2% en 2007 a 17,8% ahora.

Endurecimiento de penas

Las recientes declaraciones -polémicas e impactantes- de la conductora televisiva Susana Giménez sobre la necesidad de aplicar la pena de muerte ante determinado tipo de delitos ("el que mata debe morir", dijo la diva de la TV, conmocionada por el asesinato de un allegado) parecieron reflejar el pensamiento de un 20% de los marplatenses encuestados. Es un porcentaje que puede estimarse como muy bajo desde la frialdad de los números, aunque también podría decirse lo contrario: que ya entre 2 de cada 10 personas ha calado hondo este tipo de respuestas frente a la inseguridad, un dato que debería preocupar sobremanera a los responsables de impartir justicia y hacerla cumplir para defender a los vecinos.

En esta categoría, lo que le piden a las autoridades para revertir la situación de inseguridad, el 38,7% se inclinó por "penas más duras". Y el 25,1% consideró que no deben morigerarse las que se aplican a los condenados, dos reclamos que también parecen ir aumentando en el tiempo a medida que la situación empeora.

En cambio, 10,8% de los entrevistados prefirió apostar a la aplicación de la legislación vigente como receta para terminar con el delito. "El comentario mayoritario es que no se permita la salida de los delincuentes condenados antes de que hayan cumplido la totalidad de la pena impuesta, especialmente para aquellos que cuentan con antecedentes delictivos, y solamente se podría considerar los casos de aquellos que no son reincidentes", explicó el responsable de la consultora.

Palumbo consideró que "este fue el punto más difícil en la encuesta puesto que las variables mencionadas por los encuestados, por ejemplo con respecto a los dichos de Susana Giménez sobre la pena de muerte, debieron circunscribirse al cuestionario ya elaborado". Según interpretó, "la gran mayoría acepta que esa opinión fue dada en un momento muy especial por lo que el porcentaje de aquellos que piensan que debe aplicarse la pena de muerte está acotado a casos muy especiales".

La droga, todo un tema

Para 71,5% de los encuestados no debería despenalizarse el consumo de drogas que es auspiciado desde el Gobierno y un sector de la Justicia, aunque 16.7% estimó que tendrían que considerarse "casos especiales" en esta materia. Solamente 11,8% de los entrevistados se manifestó a favor de la despenalización.

Resulta evidente que buena parte de los consultados establece una asociación muy estrecha entre comisión de delitos y adicción a las drogas, de ahí que en una encuesta de este tipo sea previsible la renuencia mayoritaria de los afectados por hechos delictivos.

En tiempos en que se prevé como casi seguro que en breve la Corte Suprema habrá de fallar a favor de la no penalización a los consumidores, cada vez que en la comisión de delitos aparecen involucradas personas adictas el debate se recalienta.

Ficha técnica

Trabajo realizado por el Instituto Promocional Argentino (IPA), dirigido por Mauro A. Palumbo. Departamento Encuestas: Eliana Gibeaud.

- Objetivo de investigación: Problemática poblacional.

- Tipo de investigación: cuantitativa, de corte transversal.

- Método de realización: encuestas telefónicas territoriales, ciudades de Mar del Plata y Batán.

- Tipos de preguntas: cerradas, dicotómicas y de opción múltiple, con ampliación y adaptación acorde a respuestas y sugerencias de los encuestados.

- Universo muestral: Geográfico, poblacional del partido de Gral. Pueyrredon.

- Tamaño de muestra: 400 casos (captura de datos según densidad poblacional por zona y tomándose únicamente las respuestas positivas, descartándose el No sabe - No contesta en la casi totalidad de las preguntas .

- Error Muestral: +/- 4 %

- Tiempo de realización: 15 de febrero al 4 de marzo de 2009.

- Comparativo encuestas anteriores: se ha efectuado un promedio anual, atento a que este tipo de medición se realiza trimestralmente, unificando la problemática en algunos casos.

Comentá la nota