Marly quiere despertar al PA

La candidata a Diputada Provincial en primer término por el PA, que integra la alianza ECO, Marly Brisco de Romero Feris, manifestó ante la prensa la satisfacción por el trabajo realizado hasta ahora en la campaña con vistas a las elecciones del 13 de septiembre y dijo que el objetivo es despertar al partido, algo que ya inició su esposo Pocho en los anteriores comicios del 28 de junio.
"Han sido semanas de intenso trabajo, de recorrer mi provincia y mi ciudad, buscando el diálogo con la gente", manifestó. Según explicó "soy partidaria, como digo yo, de bajarme del afiche, que la gente vea que el candidato es más que una foto, que es una persona que se interesa por sus necesidades, por sus inquietudes", dijo. "Es sumamente gratificante el contacto directo con el ciudadano. Hablo con la gente, no hago visitas fugaces: me gusta interiorizarme de sus necesidades, porque es la única forma de tener elementos de primera mano para buscar soluciones. Necesidades que a nosotros nos pueden parecer pequeñas son trascendentes para mucha gente, sobre eso hay que trabajar", destacó.

En este marco ayer realizó, junto a los candidatos a concejales Germán Colignón y Marta Tarabini, una visita al paseo de compras El Piso, para dialogar con los puesteros y conocer sus inquietudes. Específicamente en referencia a las elecciones, Marly Brisco de Romero Feris aseguró que "en Capital nos está costando trabajo, venimos de un partido que estaba dormido, que llegó a un piso en sus votos. Nuestra tarea es recorrer la ciudad, la provincia, barrio por barrio y casa por casa, para volver a despertarlo y comenzar a avanzar hacia el techo de votos", destacó, y resaltó nuevamente la importancia de conocer las necesidades de la gente "de primera mano.

Una cosa es hablar de la pobreza y sus supuestas causas porque lo dice el papa o lo dicen los medios, y otra muy distinta es verla y buscarle soluciones ‘en campo’", dijo la referente autonomista. Consultada por la apatía de la gente, dijo que la gente está animada, a pesar de lo que señalan algunos medios. "Anoche estuve en el barrio Serantes, eran mucho más jóvenes que gente grande, esperando para hablar y cambiar de posiciones", señaló.

Comentá la nota