Marisa Herrera ganó en Clodomira tras una elección que parecía interminable

La actual intendenta consiguió 3.071 votos, contra 2.979 obtenidos por Mario Bejarano, candidato del Frente de Unidad Clodomirense. Gobernará por cuatro años más a partir de noviembre.
Clodomira vivió ayer la elección más larga de su vida democrática, que finalizó pasadas las 11 de la noche con una ruidosa celebración por las calles de los militantes del partido Bases Populares y no era para menos, si consiguió la continuidad de Marisa Herrera en la intendencia por cuatro años más y cinco de las nueve bancas del Concejo Deliberante que estaban en disputa.

En segundo lugar y a tan sólo 92 votos de Herrera, quedó el radical Mario Rubén Bejarano, candidato del Frente de Unidad Clodomirense, que por tercera vez intentaba alcanzar la jefatura comunal. Más atrás, aparece Sara Abdala, que fue en representación del Frente Justicialista para la Victoria.

La jornada electoral que, oficialmente, había comenzado a las 8 de la mañana y debía finalizar a las 18, se extendió por cinco horas más. Es que habían pasado las 11 de la noche todavía había gente votando en el interior del Centro Experimental Nº 8, donde las puertas se cerraron a las seis de la tarde en punto, tal como lo establece la ley electoral. Pero dentro del edificio educativo quedaba aún medio millar de mujeres haciendo cola para votar. El escrutinio se extendió hasta cerca de las dos de la madrugada.

Todo se hizo demasiado lento, a tal punto que a la una de la madrugada de hoy la ganadora todavía no se animaba a salir a proclamarse oficialmente ganadora, aunque la presión de sus seguidores hizo que cerca de la medianoche saliera en caravana a festejar un triunfo que le daba el resultado provisorio de la mayoría de las mesas escrutadas.

La mesa 11 fue la más lenta, la que se hizo esperar hasta la madrugada con el conteo de las autoridades, cuyo resultado definiría ya no el destino de la comuna clodomirense sino la composición del cuerpo legislativo municipal.

Bases Populares, habiéndose asegurado el primer lugar, consiguió cinco de las nueve bancas en pugna, y el Frente de Unidad Clodomirense se quedó con otras dos, pero las que quedaban por confirmar eran las dos restantes, ya que el escaso margen entre el primero y el segundo dejaba abierta la posibilidad de que el Frente de Unidad Clodomirense sumara un tercer concejal o bien que los escaños restantes se repartieran entre el Partido Laborista, colector de la lista de Bejarano, y otro sector que tributó para la intendenta electa.

Extenuados por un día que parecía interminable, los apoderados de todos los sectores optaron por dejar los cálculos finales para hoy, por temor a equivocarse. Hoy se sabrá cómo quedará constituido el Concejo a partir de noviembre de este año.

Consultados por EL LIBERAL, los candidatos de la oposición se mostraron tranquilos y con cierta resignación, después de un día agotador. Bejarano reconoció la derrota pasadas las 23, cuando la diferencia ya era irreversible. No obstante, se mostró satisfecho por el respaldo conseguido, aunque se lamentó por los retrasos y las improlijidades de un proceso electoral que se extendió mucho más de lo esperado.

Sara Abdala también destacó el trabajo de su partido, pero advirtió que los apoderados de su partido promoverán denuncias por "algunas maniobras poco claras que se repitieron en los lugares de votación, especialmente con los DNI". No obstante, reconoció el mayoritario respaldo que recibió la actual intendenta.

Comentá la nota