Mariotto: "La sociedad todavía no está madura para ese debate"

Mariotto: "La sociedad todavía no está madura para ese debate"
El titular del COMFER justificó así la marcha atrás con el ingreso de las telefónicas.
El titular del COMFER, Gabriel Mariotto, responsabilizó ayer a la sociedad para explicar el retroceso de Cristina, quien el lunes inhabilitó a las telefónicas de entrar en el mercado de los medios. "Entendimos que la sociedad todavía no está madura para ese debate, por eso se saca del eje de la discusión con el objetivo de reflexionar acerca de una ley de nuestro tiempo y dejando esta discusión para más adelante", puntualizó.

En rigor, los motivos parecieron una excusa para patear la pelota para otro lado. Mariotto había dicho, hace apenas algunas semanas, que el proyecto de ley que anunciaba Cristina Kirchner era el fruto de un arduo trabajo de debate para que la sociedad pudiera comprender de qué se trataba. Textual de Mariotto: "La propuesta contenía casi 150 artículos que fueron el disparador para que transitemos por distintos foros en todo el país, más de 24 foros, más de 80 charlas en las que hubo más de 15 mil opiniones para aportar y enriquecer esa propuesta".

Incluso, Mariotto había defendido a la incorporación de las telefónicas: "Les hemos abierto el espacio a las telefónicas en tanto y en cuanto se ajusten a derecho y tendrán las restricciones comunes para todos los licenciatarios".

Pero el retroceso de la Presidenta, que buscaba conquistar aliados de centroizquierda para poder sacar la ley en Diputados, encontró al titular del COMFER a la búsqueda de argumentos para justificar la medida.

El funcionario explicó que el tema de las telefónicas se había incorporado al proyecto oficial "entendiendo que la convergencia tecnológica es inevitable y que era momento para debatir y reflexionar acerca de este ingreso que es inevitable, pero que no iba a ser inmediato".

Mariotto consideró que la nueva jugada del kirchnerismo, es decir las modificaciones anunciadas por Cristina "se les están sacando (a la oposición) todas las excusas para que se debata como corresponda en democracia una ley de comunicación". En ese sentido, cuestionó las ideas que lanza la oposición "con un solo objetivo: despreciar el tratamiento de la ley y que siga el status quo".

"Hace tiempo que venimos advirtiendo que hay dirigentes de la oposición que quieren hacer aportes para enriquecer el proyecto, y hay otros que son funcionales a los grandes medios que no quieren que se discuta la ley y utilizan excusas para descalificar el momento", dijo. La frase pareció destinada a minimizar los errores de cálculo del oficialismo y a resaltar la actitud de los dirigentes de centroizquierda alineados, ahora, con el bloque K.

Por último, Mariotto se mostró "confiado" en que la ley será aprobada "producto de la discusión y el consenso".

Comentá la nota