Mariotto quedó sin argumentos ante las preguntas de la oposición

Plenario. El titular del Comfer, Gabriel Mariotto, tuvo vacilaciones y aceptó que podría haber cambios, ante los duros cuestionamientos de los senadores de la oposición.
Una fuerte embestida de la oposición soportó ayer el interventor del Comfer, Gabriel Mariotto, en la primera sesión del plenario de las comisiones de Comunicaciones, Presupuesto, Industria y Comercio, y Asuntos Constitucionales que se desarrolló en el Salón Azul del Senado de la Nación, y en la que se abordaron diversos aspectos de la polémica Ley de Medios que ya tiene media sanción de Diputados.

Uno de los puntos del debate en el que se centró la polémica fue la integración de la Autoridad de Aplicación de la polémica ley, ya que el radicalismo, encabezado por Gerardo Morales, planteó sus objeciones por cuanto, de convertirse en ley el proyecto, cinco de los siete miembros responderán al oficialismo, al tiempo que puso en jaque al interventor del Comfer al preguntarle si quienes impulsan la iniciativa están dispuestos a que la conformación de la Autoridad de Aplicación sea previamente aprobada por el Congreso. En ese punto, Mariotto admitió que el proyecto es perfectible y que podría modificarse para que se logre una mayor participación.

La sesión tuvo varias interrupciones, algunas de ellas motivadas por cuestiones políticas más que técnicas, y eso originó diversas reacciones, aunque luego el debate se encaminó hacia cuestiones netamente técnicas como, por ejemplo, la norma digital que se aplicará en las transmisiones de televisión.

Otro de los puntos que caldeó el ambiente del Salón Azul fue el de la distribución de la publicidad oficial, ya que la oposición planteó que el proyecto oficial no es lo suficientemente claro y categórico en lo que se refiere a la pauta oficial.

Más adelante, el legislado radical Juan Marino preguntó enfáticamente al titular del Comfer si el texto del proyecto oficial prohibía expresamente que quienes sean contratistas del Estado puedan, a la vez, ser titulares de algún medio de comunicación. Particularmente, recordó el caso de la empresa Electroingeniería que es contratista del Estado y que también es propietaria de radio Del Plata. Con evasivas, Mariotto intentó redondear una respuesta que no convenció a los opositores, y finalmente tuvo que admitir que la iniciativa no prohíbe taxativamente que quienes tienen vinculación con el Estado puedan ser propietarios de licencias de radio o de televisión.

Comentá la nota