Mariotto asumió como concejal pero se alejó de su sueño de ser intendente de Lomas

Asumió su banca y aportó tres votos claves para que un hombre del intendente Martín Insaurralde, retuviera el Concejo Deliberante. A cambio pidió la secretaría de Desarrollo Social, pero desde el Palacio Comunal le advirtieron que deberá ocuparla una figura de "prestigio". Los coqueteos del ex titular del Comfer lo enemistaron con la oposición, con la que tenía un pacto secreto para oponerse al oficialismo.
La secretaría de Desarrollo Social obtenida por el interventor del COMFER y concejal electo Gabriel Mariotto para que su voto y el de dos concejales que le responden avalaran que el oficialismo retenga la conducción del Concejo Deliberante, es la continuidad de una tensión interrumpida apenas por el breve tiempo que medió entre el viernes 4 y el lunes 7 de diciembre.

Ese día, la fulminante aparición radial de Santiago Carasatorre para expresar su malestar por la forma en que logró ser reelecto, no habría obedecido a un arresto emocional de carácter individual. Voceros del gobierno municipal dieron por segura la continuidad de Julio Fósforo Rodríguez en el Departamento Ejecutivo. Rodríguez es el titular del área exigida por Mariotto que en estas horas será puesto en conocimiento del pliego de requisitos a cumplir para poder ocuparla.

"Queremos figuras de prestigio como Vicky Lorences", recalcaron voceros oficialistas que insistieron en el eje que fijó Martín Insaurralde, para el elenco de colaboradores que terminará de completar antes que termine el año. "Será un gabinete de notables", es la muletilla con la que insiste el intendente de Lomas de Zamora, que intenta explorar la posibilidad de introducir una cuña en el bloque del Frente para la Victoria por simple contraste de perfiles.

No será la única dificultad de Mariotto, que prometió en la jura ocupar su banca "ad honorem". La oposición le augura un recordatorio permanente del pacto que, en apariencias, realizó con esos sectores para los comicios del 28 de junio y que habría violado el día 4 al votar como presidente del Concejo al candidato del oficialismo.

Eso no es todo. Advierten que podría ser revisada la forma en que fue electo Santiago Aragón como vicepresidente Primero de la Legislatura. Un dato que vuelve a proyectar la sombra de Jorge Rossi sobre el recinto, con la renuncia a su candidatura testimonial presentada apenas 24 horas antes de la renovación de autoridades en el Concejo.

Mariotto tampoco recoge solidaridad en el kirchnerismo puro. "El chico está caprichoso", creen haber escuchado oficialistas de boca de su aliado, el diputado provincial Fernando Chino Navarro, que optó por desahogarse la mañana del día 4 de la tensión acumulada durante todo el día anterior.

Horas desesperadas

Insaurralde y Mariotto no lograron un acuerdo en la cena que compartieron el primer día hábil de diciembre en un local gastronómico de la zona Sur. El Intendente ofertó la dirección de Cultura y Educación Municipal y el interventor del COMFER insistió en reclamar para el decano de la Facultad de Ciencias Sociales, Santiago Aragón, la presidencia del Concejo Deliberante.

Desde el oficialismo rechazaron que el ofrecimiento haya sido un desplante y estimaron, en cambio, que "se trató de una demostración de poder." Mariotto integra un trío de concejales del Frente para la Victoria que resultó vital para el oficialismo, al menos hasta el recambio de autoridades en el Concejo Deliberante.

Aragón resultó el principal operador de ese sector para lograr un acuerdo que no pusiese en riesgo el trazado del plan inicial: fusionar las bancadas del PJ y el Frente en una sola de diez representantes, en una incuestionable primera minoría. El decano de Sociales, según contó el oficialismo, literalmente le imploró a Carasatorre que "Martín lo llame a Gabriel "para alcanzar un entendimiento.

Las mismas fuentes subrayaron que esa comunicación no existió pero sí las que habría efectuado José López a Mariotto en un tono poco cordial. López es secretario de Obras Públicas y segundo de Julio De Vido en el ministerio de Planificación Federal. Habitual contacto de Rossi cuando era Intendente, López es mencionado para reemplazar a su superior si se concreta la versión que alude a su alejamiento de la cartera en vísperas de las fiestas navideñas.

El Chino Navarro también intervino en las negociaciones e intentó promover un entendimiento con la oposición que dejase fuera de la discusión al trío liderado por Mariotto, aunque terminó por rendirse a la evidencia. "Tiene tres concejales. Es una exigencia lógica" habría deslizado entre allegados. Navarro es representado por un solo edil en el Concejo.

Mariotto actuó con disimulo su presunta victoria, al llegar del brazo de Carasatorre al recinto. "El número dos de la secretaría lo pone el Intendente y el resto de los cargos se distribuirán en partes iguales. Lo más probable que Insaurralde reparta planes y comida y Mariotto escarbadientes", auguró un opositor al tanto de las negociaciones, quien abrió dudas sobre la legitimidad de la elección de Aragón en la vicepresidencia Primera.

La misma fuente insistió en que "Mariotto tuvo la última oportunidad de actuar como jefe político pero eligió transitar un camino del que no se vuelve: el ridículo" y se lamentó: "de no haberlo auxiliado como lo hicimos el 28 de junio, la oposición y el oficialismo se hubiesen repartido los dos concejales que obtuvo."

Volver al futuro

El oficialismo admite algún enojo de parte de Rossi que casi termina por complicarlos, aunque asegura también que los compromisos asumidos por Insaurralde a través de Carasatorre con el ex jefe comunal están cumplidos. No reniegan de la búsqueda de un consenso que permita exhibir al Intendente rodeado de figuras de prestigio.

Hecho aprovechado para vetar a dos de los candidatos citados horas después de la sesión para ocupar la secretaría de Desarrollo Social: Ramón Maccari o su hijo Hernán, ligados a Mariotto. "Nosotros queremos figuras de prestigio, como Vicky Lorences." Descalificaron desde el oficialismo a los Maccari, con pasado indeleble en el duhaldismo. Sutileza para sugerir que en Lomas no es tan fácil librarse de ese pecado.

Una mácula que no alcanza a Lorences, reconocida por su trabajo legislativo y la sobriedad para expresar desacuerdos. Aristas que no reconocen en Aragón y Mariotto, que procuró rodear de algún relieve su asunción, al advertir que ejercerá como concejal ad honórem. Una condición que la ley le exige por ocupar otro cargo público.

El arco opositor entiende saludable la exclusión de los Maccari. "Si se suman a ese apellido los de Palacios en Salud y el de Romero en Gobierno, no se entiende dónde queda el kirchnerismo", advierten aunque asumen que el ex subsecretario General de la Presidencia en tiempos de Duhalde es un interlocutor capaz de ordenar el diálogo y promover consensos.

"La mejor manera de gobernar es con un acuerdo serio con la oposición: no somos destituyentes como el PJ ni andamos detrás de contratos" aseguró Marcelo Oso Díaz, diputado provincial del GEN, que luego de la sesión habría sentenciado: "El que traiciona una vez puede hacerlo cien." Díaz no precisó a quién iba dirigida su alusión. El oficialismo, según parece, no necesitó aclaraciones para interpretarla.

Comentá la nota