Mario valiente: "Con tasistro no hay arreglo posible" "Hay diferencias insalvables y estamos en extremos opuestos" dijo

Mario valiente: "Con tasistro no hay arreglo posible" "Hay diferencias insalvables y estamos en extremos opuestos" dijo
En entrevista exclusiva con el Presidente del Círculo de Periodistas y de la Asociación de Radiodifusores Campana, Mario Valiente se refirió a la situación generada en torno al espacio político que lidera Felipe Solá
¿Se ha formado la mesa del espacio político de Felipe Solá en Campana?

No. No se ha formado. Hay diferencias insalvables con Tasistro. Estamos en extremos opuestos. Pienso que alguno de los dos fue invitado en forma equivocada a participar en dicho espacio político.

¿Como empieza todo esto?

Yo fui invitado a participar con el argumento que Macri, De Narváez y Solá quieren, entre otras cosas, cambiar la forma de hacer política. Y me encuentro luego con un personaje que es la antítesis de ello. Todo lo contrario.

¿Estuvieron reunidos?

Si la noche del 30, por mas de 3 horas y a solicitud de la dirigencia seccional de Solá.

¿Dígame algunas de las diferencias insalvables de las cuales UD. hace mención?

Hay muchas. Una de ellos es la metodología de montar escenarios políticos con la lógica amigo-enemigo. En Campana, un sector de la oposición y a veces también el oficialismo, lo utilizan para confrontar y desgastarse mutuamente. Y yo como muchos estamos hartos de la crispación, la pelea y el maltrato que algunos políticos se dispensan y he escuchado a los referentes máximos de este espacio, Macri, De Narváez y Solá, decir que ellos descartan esa metodología política. Espero que también la implementen fronteras adentro de su propio espacio.

Otra es que yo, como muchos, creemos que en un espacio Pro no hay lugar para cierto tipo de Contra. No se puede en un espacio que se dice Pro, ir ciego y sin medir consecuencias contra todo lo que se parezca un obstáculo al deseo personal de ser concejal. Y menos a través de esa candidatura utilizar el espacio político Pro para una guerra privada que se tiene contra alguien. Un espacio que se dice Pro no debe ser Contra nadie sino a favor de todos. Y no veo muchos ejemplos en Campana.

Además Macri, De Narváez y Solá suelen decir que este es un espacio de creatividad inteligente y construcción. Cuando veo y escucho públicamente que se utiliza la agresión de la palabra, las amenazas, la coerción y la prepotencia como metodología política corriente para atropellar y voltear al adversario, se está trabajando para la destrucción. En política hay que utilizar buenas reglas para persuadir y convencer. Hay que utilizar la inteligencia y no la fuerza. Perón decía que la fuerza es el derecho de las bestias. ¿Dónde está en este caso la inteligencia creativa para la construcción? No existe.

La construcción de consensos en política se logra con un diálogo respetuoso donde los intereses personales, como las candidaturas, no deben anteponerse a cuestiones programáticas. Primero tenemos que poner ideas y proyectos viables sobre la mesa. Acordar sobre ellos y después discutir el tema de las candidaturas. Es difícil avanzar en un acuerdo cuando alguien viene jugado y tira sobre la mesa que debe ser si o si candidato, por cuanto el adelantamiento de las elecciones no le dio tiempo para armar un partido vecinal y que por algún lado tiene que colar una candidatura, con la cual tiene además un compromiso y un mandato popular que cumplir. Esto ni siquiera es místico, es casi delirante. No soporta un solo análisis racional. Si esto es la nueva política entonces vamos para atrás y no va a cambiar nada. A mi no me gusta el juego del gatopardo y menos lo políticamente irracional.

¿Que dicen los referentes provinciales de estas discrepancias?

Ellos dicen que hay que resolverlas, pero con la cuestión de querer sumar militancia a toda costa terminan fomentándola. Cuando urge obtener mano de obra electoral, como en esta circunstancias, la necesidad tiene cara de hereje. El desconocimiento de la realidad del distrito y la falta de tiempo hace que a veces se mezcle algún prontuario entre el currículum de los buenos vecinos que ha convocado este espacio y en este aspecto, lamentablemente la política no es una ciencia exacta. A veces las sumas restan, pero no es fácil decirlo. Casi todos los dirigentes políticos locales lo piensan y lo comentan, pero nadie le pone cascabeles al gato.

¿No le tema a los rasguños?

Cuando uno asume riesgos debe estar preparado para asumir las consecuencias. Por otra parte si se habla de que hay transparentar la política, creo que decir públicamente lo que un dirigente político le dijo a otro de frente y a la cara y que motivara la falta de un acuerdo político, no debe ser motivo de preocupación. No debo porque tener miedo.

¿Y como se resuelve esto?

Lo tendrán que resolver los dirigentes seccionales, por que en estas circunstancias y bajo estas condiciones, quiero pensar que alguien se equivocó al mandarme la invitación.

¿Que va hacer mientras tanto?

Seguir en lo mío y congelar cualquier movimiento político hasta tanto se resuelva la cuestión. Y si se resolviera en contra de la forma que he planteado la cuestión política, entonces habrá que desensillar el caballo hasta que aclare, por que no quiero ser un decepcionado mas de que la política pueda cambiar.

Habló de este problema con Solá?

No. Dejé pendiente por este problema una charla con Felipe pero por temas relacionados con la actividad de la radiodifusión, que mas adelante retomaré. Creo que el problema debe resolverse en lo niveles subalternos donde se produjo.

Comentá la nota